Opinión personal

 

No es ningún secreto que me enamoré de la pareja formada por Sharko y Lucie cuando leí El síndrome E. Siguieron Gataca, Atomka y LatidosCon Pandemia empecé a sentir que lo nuestro se rompía, pero una tuitera me dijo que había leído Sharko en su edición original y remontaba.

Así que cuando se publicó no dudé ni un momento en darle una oportunidad. Y he de confesar que lo mío con Thilliez ya no tiene solución. Parafraseando la canción: se nos rompió el amor, de tanto usarlo. No puede ser que a una persona que «se come» los libros, uno de este tipo le dure ¡¡¡tres semanas!!! Sí, habéis leído bien. Sharko se me hizo bola desde las primeras páginas, pero lo seguí leyendo porque pensaba que nuestra relación tenía solución. Ilusa de mí.

Paso a contaros mis impresiones y por qué este desasosiego y esta desazón, porque se me ha roto un mito. Thilliez, Sharko y Lucie ya no son una apuesta segura para mí. Me duele decirlo, pero ya no habrá más oportunidades si, aunque lo dudo, vuelve a escribir un libro con ellos como protagonistas.

La novela comienza dos años después de los sucesos ocurridos en Pandemia. Un tío de Lucie estaba investigando la desaparición de una vecina. Cuando su tío fallece, su tía la llama para que continúe donde su marido lo dejó. Sus pesquisas la llevan hasta la casa de Julián Ramírez, este la descubre y ella lo mata en un forcejeo.

Como Lucie ha entrado en la vivienda sin autorización judicial y el caso que investigaba no es oficial, esa muerte puede tener graves consecuencias para su carrera. Sharko decide solucionarlo manipulando la escena del crimen.

Sus compañeros son los encargados de averiguar qué ha pasado en esa casa, pero… Y hasta aquí puedo leer.

En esta lectura hay más contras que pros, así que la reseña será corta. Soy consciente, después de haber visto las puntuaciones de esta novela, que me estoy saliendo de la norma, que soy la nota discordante, pero por mucho que adore a Thilliez no puedo decir que el libro es una maravilla porque para mí ha sido un auténtico batacazo.

 

 

¿Qué «me» ha fallado?

 

  • Tenía muchas esperanzas puestas en Sharko, sobre todo por el título (porque yo de mis autores fetiche no me molesto en leer la sinopsis), en que la serie remontara y volviera a sus orígenes. Pero no ha sido así. Creo que Thilliez tuvo una mala idea juntado a Sharko y a Lucie; considero que hubiese sido mejor que cada uno hubiese seguido trabajando por su lado, como en las primeras entregas, con investigaciones paralelas y complementarias. Para mí, esta pareja ya no da más de sí, y menos después del final que nos ha «regalado».

 

  • La historia como tal es buena y está perfectamente armada, sin que quede ningún cabo suelto. El problema es que yo no he conseguido entrar en ella porque no me ha resultado nada creíble. Desde que apareció la palabra «vampiro» mi cerebro desapareció. ¿El error? Pues que la base científica de todas sus novelas suele aparecer casi al principio en las entregas anteriores y en esta lo ha hecho muy avanzada la historia; de esa manera yo no he conseguido meterme ni un poquito en lo que sucedía porque todo me parecía peregrino. Cuando me lo ha explicado, todo ha tenido sentido, pero para mí ya era demasiado tarde. Ni siquiera me ha espeluznado que esté basado en hecho reales.

 

  • La base científica es buena, como siempre, y lo argumenta muchísimo más que en las primeras entregas, que resultaba todo más complicado de entender por la utilización de más tecnicismos. Pero, como he dicho en el párrafo anterior, aparece demasiado tarde y toda la información se concentra en muy pocas páginas. Eso me ha saturado. Creo que debería haberla dosificado a lo largo de toda la novela, lo que hubiese hecho que la historia me hubiese resultado creíble desde el primer momento.

 

  • Respecto a los personajes hemos ido de mal en peor. Pero, vamos a ver, ¿a quién se le ocurre, con lo que los hemos visto hacer en otras entregas, que Lucie y Sharko estén preocupados por lo que le pueda pasar a ella si descubren que se ha cargado a un tío? El libro ya empieza mal, porque eso no se lo cree nadie.

 

  • Si ya en Pandemia nos encontramos con una Lucie totalmente desdibujada (Thillez, hijo, ¿tú crees que a alguien le pueda entrar en la cabeza que ella se va a meter en la cama por una gripe?), aquí no tienen nada que ver con los de las entregas anteriores. ¿Sharko y Lucie asustados? ¿De qué? ¿Dos personas con unos pasados tan traumáticos se van a acojonar porque ella ha matado a un tío? Venga ya, Franck, a otra con ese cuento. En la reseña de Latidos dije que me había gustado que Thilliez los humanizara, pero de ahí a convertirlos en dos personajes irreconocibles media un abismo.

 

  • A Bellanger, que era un personaje que había ido ganando protagonismo en los dos libros anteriores, lo ha transformado  en un topicazo. Eso sí, su investigación y lo que me ha hecho dudar es lo mejor de la novela (sí, algo  tiene bueno, no iba a ser todo malo).

 

  • Ni siquiera se salvan los guiños que ha querido hacerle a los lectores, porque ha colocado escenas calcadas de las novelas anteriores que me han parecido relleno puro y duro.

 

  • Y no quiero dejar pasar que a Thilliez se le ha olvidado que el tiempo pasa para todos, incluido para los niños Sharko. Unos niños de tres años no comen puré y ya hablan. Aquí los niños no dicen ni media palabra.

 

  • ¿Y qué deciros del final sin «romper el momentazo»? Pues que esperaba un cliffhanger de esos en los que te apetece tirar el iPad por la ventana y asesinar al autor y me he encontrado con un epílogo (y no, no es porque yo los odie) para dejarse las venas largas. ¡Qué horror!

 

 

Sharko es una novela que me ha decepcionado y defraudado. El tándem Lucie/Sharko no da más de sí, no son ni la sombra de lo que fueron, son unos personajes completamente desdibujados y en los que no podemos reconocer a los que fueron antes de convertirse en una pareja a nivel personal. La trama, como todas las de Thilliez, es buena, pero a mí no me ha convencido, y no ha conseguido engancharme en ningún momento. El desenlace, comparado con los cliffhangers a los que nos tiene acostumbrados, me ha parecido descafeinado.

 

 

¿La has leído? ¿Te ha gustado? Cuéntanos tus impresiones.

 

 

 

Autor

 

Franck Thilliez es un ingeniero en nuevas tecnologías, que actualmente se dedica en exclusiva a la escritura. Desde el éxito que obtuvo con El Ángel Rojo (2003), su primera novela, se dedica en exclusiva a la escritura.

Sus novelas se caracterizan por unas tramas cada vez más complejas y por tener una sólida base científica.

En España se han publicado, además de la mencionada, Luto de miel, El síndrome E, GatacaAtomka, Latidos y Pandemia.

En mayo de 2015 se editó Paranoia, una novela independiente que no pertenece a esta serie.

 

 

Datos del libro

 

 
TítuloSharko
AutorFranck Thilliez
EditorialPlaneta
Primera edición26 junio 2018
SerieSerie Franck Sharko y Lucie Henebelle

 

 

 

 

 

 

Resumen
Fecha
Título libro
Sharko (Franck Thilliez)
Valoración
21star1stargraygraygray

También te puede interesar

Flores negras (Lara Siscar) Inspirada en hechos reales, Flores negras es un rotundo alegato contra la indiferencia y la normalización de la violencia verbal, física o sexual haci...
Reseña: El Pacto (Michelle Richmond)   Opinión personal   He leído El Pacto por una de esas casualidades que tiene la vida. Paso mucho tiempo actualizando Nubico por si m...
El último regalo de Paulina Hoffmann (Carmen Romer...     Paulina Hoffmann crece en el infierno del Berlín nazi, pero el horror invade del todo su vida cuando el ejército ruso ocupa la ciuda...

Lectora compulsiva y bibliófaga. Correctora en lectorcero.com

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción