Opinión personal

 

 

Es la primera vez que reseño un libro al día siguiente de terminarlo. Pero es que lo necesito. He dormido poco y mal, porque en mi cabeza bullía este post y la historia de la novela. Ya os hacéis una idea, aunque siempre os lo voy adelantando por Twitter con mis tuit-reseñas, de cómo me ha dejado de impactada.

 

Y también la primera vez que empiezo un libro con las expectativas tan altas (que me había creado yo, porque no había leído ninguna reseña, ni la sinopsis, fue una historia que me monté en mi cabeza) y en lugar de llevarme un gran batacazo, estas expectativas se quedan cortas.

 

Puerto escondido es un NOVELÓN, NOVELÓN, NOVELÓN. He dicho que es de lo mejor que he leído en años y es cierto; pero hay muchas obras a su altura, no tenéis más que ver los impresionantes de algunas de las que aparecen en el blog o que os he ido recomendando por las RRSS.

 

No había oído hablar de Puerto escondido hasta hace unos días cuando hice la broma de adivinar el libro que iba a sortear y muchos de vosotros lo mencionasteis; lo puse en un cajón de mi memoria, pero lo olvidé. Y el lunes apareció de nuevo en mi vida, vi la editorial (que es siempre sinónimo de confianza, éxito y tranquilidad para mí), me descargué la muestra y ¡la lie!, porque entré en modo bucle; los pedidos anticipados siempre están a las 00:00, e incluso antes, pero esta la compré ¡38 veces! para ver si así actualizaba de una vez, pero ni por esas: tuve que estar esperando hasta la 01:04 que me llegó una notificación diciéndome que estaba disponible. Pero ya no eran horas de picarme, porque me conozco, y tenía el día entero para disfrutar. Y ¡vaya si disfruté!

 

La he calificado de thriller, aunque es difícil de etiquetar, algunos se inclinarán por la negra, y tiene una parte histórica importante (que, según la autora, es cierta).

 

El título del libro, cuando descubres lo que significa, es una auténtica maravilla. Y a tu pregunta, María, yo lo tengo. Tú me entiendes, los que lo han leído también y los demás ya lo descubrirán (si no lo hacen, ellos se lo pierden).

 

Ambientada en algunos pueblos cántabros en la actualidad (unos días de julio de 2013, casualmente empieza un 4, un día muy importante en mi vida, más que en la de los americanos) y en el pasado entre 1936 y 1949, está estructurada en capítulos sin numerar, con unas introducciones de películas, de libros…, entre los que se intercalan dieciocho partes de un diario; la estructura en dos líneas argumentales temporales o un libro dentro de otro libro me ha recordado mucho a Secretos del Arenal de Félix G. Modroño y a los libros de Barrero.

 

Escrita en tercera persona la parte presente, y en primera la parte pasada (dirigiéndose a nosotros, hablándonos e interpelándonos; cuando me ha llamado humana, se me ha erizado el vello de la nuca), siguiendo un hilo cronológico discontinuo (por los saltos temporales), tiene un estilo cuidado, pulcro e impecable (María sabe que escribe bien, se gusta y yo estoy encantada de que lo haga), con una trama muy bien urdida, y un ritmo ágil, vertiginoso, trepidante, que me ha tenido las últimas cien páginas desbocada, con taquicardías, fundamentalmente porque no veía claro que consiguiera llegar a un desenlace a la altura y que lograse que todos los hilos terminasen conectándose.

 

Los personajes no dejan indiferentes, o los quieres o los odias, con sus claroscuros, para que puedas sospechar de todos y cada uno de ellos; para mi gusto, mejor perfilados lo del pasado, con una Jana soberbia y una Clara aún mejor. De los masculinos, Sabadelle tiene una docena de «guantás con la mano abierta» por machista, por misógino, por acomplejado y por imbécil.

 

La ambientación maravillosa, con una descripción pormenorizada de algunos lugares de Cantabria, que nos permite pasearnos por sus calles mientras leemos y sentir que estamos allí, pisando los sitios que nos va detallando.

 

Desde la mitad de la novela, aproximadamente, he descubierto «el secreto del bebé», pero eso no me ha impedido seguir leyendo, devorando página tras página, hasta llegar a, con permiso de Sergio Sancor, «ese final, ese jodido y perfecto final» (es la primera vez que cito a alguien para expresar lo que he sentido, pero me ha encantado su forma de hacerlo). 

 

Un desenlace que, como bien dice Sergio, ha estado a la altura de la novela, con sorpresas y giros inesperados que me han dejado más de una vez boquiabierta, porque no me había repuesto de uno y tenía ya otro encima.

 

Y ahora viene «cuando la matan» : María cierra todos los cabos abiertos en la novela, pero hay una trama secundaria que queda sin solución, y que a mí me ha parecido un cliffhanger espectacular, por lo que os garantizo que volveremos a saber de Valentina y Oliver.

 

¿Qué tienen en común un bebé emparedado, dos ancianos muertos con un modus operandi diferente y Tlaloc, el dios de la lluvia de los aztecas, pero también del Inframundo? Pues, si quieres averiguarlo, tendrás que leerlo…

 

Resumiendo, que dice el Maestro: una novela redonda, con dos hilos temporales que están a la misma altura en intensidad (algo extraño, porque siempre termina gustándome más uno que otro), que me ha sorprendido por la maestría de la autora engarzando una trama que, al principio, eran unos hilos deshilachados, y que ha conseguido ir hilvanando poco a poco, sin prisa y sin ningún tipo de precipitación, hasta convertirla en una estructura sólida y perfectamente armada.

 

Una historia que va mucho más lejos de lo que intuyes cuando comienzas a leerla. Eso sí, cuando empieces su lectura, ten claro que dispones del tiempo suficiente, porque te va a enganchar, te va a mantener atado a sus páginas y no te va a permitir que te despegues de él hasta que no llegues al final.

 

No te atormentes, llegará un final y, con él, la comprensión absoluta.

 

Y ahora quería hacer un inciso dirigido a la editorial: he pagado 10 euros por un libro en digital, más de la mitad de lo que vale en papel (del tema de los precios hablaremos en otra ocasión), y exijo calidad: no puedo encontrarme 342 veces (las pueden contar con el buscador, como he hecho yo) la palabra «sólo» y más de una docena de «ésa». Eso no debemos permitirlo los lectores. Por ese motivo este libro no tiene un 12, que es la nota que se merece.

 

Autor

 

María Oruña (Vigo, 1977) vive en Galicia, aunque de padre cántabro y pasa muchos veranos en Cantabria, donde ha ambientado Puerto Escondido.

Es abogada y ha ejercido durante diez años, tomándose un breve respiro para investigar, escribir y ser madre. Actualmente, ha vuelto a ejercer por su cuenta y está recabando datos para otra novela que, aun siendo independiente a Puerto escondido en cuanto a trama principal, está planeando hacerla con los mismos personajes y resolver así alguna trama secundaria del primer libro.

En enero de 2013 publicó La mano del arquero (BUBOK, autopublicación) que, aunque se configura como novela de ficción, tiene gran parte de contenido jurídico, ya que no sólo trata temas como la valentía, la maternidad y la amistad, sino y sobre todo, sobre el acoso laboral.

 

Datos del libro

 

 

 
TítuloPuerto escondido
AutorMaría Oruña
EditorialDestino
Primera edición8 septiembre 2015
SeriePuerto escondido

 

 

 

 

 

 

Esta reseña se publicó originalmente el 9 de septiembre de 2015 en el blog Con el alma prendida a los libros (ya cerrado). Como no quiero perder las entradas ni las sensaciones que me dejaron las novelas reseñadas allí, la recupero en esta web sin moverle ni una coma.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción