Opinión personal

 

Algunas veces la buena fortuna me sonríe y me regala joyas como esta novela. Un día andaba yo trasteando por Nubico y me topé con este título, que me atrajo muchísimo, pero cuando leí la sinopsis quedé completamente hipnotizada. Me lo descargué y en menos de tres horas lo había terminado, porque es un libro muy cortito que se lee muy rápido.

Además, es una historia normal, con personajes normales, que nos puede suceder a cualquiera (cambiad la sala de espera de un aeropuerto por cualquier sitio que frecuentéis y ahí podéis conocer a esa persona especial que os cambiará la vida. Os juro que pasa, a mí me pasó).

En esta novela conocemos a Sandra, una periodista de treinta y nueve años, que vive en Barcelona y trabaja en Madrid. Se pasa la vida en el puente aéreo y en uno de sus viajes conoce a Edmond, agregado militar de la embajada francesa.

De ese encuentro nace una relación, la primera que ha tenido nuestra protagonista en su vida, en la que no todo es de color de rosa, porque él es el que controla y marca los tiempos de esta «historia de amor».

Narrado en primera persona por Sandra, nuestra protagonista, la novela es una especie de repaso por los capítulos más importantes de su vida, para lo que utiliza constantes saltos temporales, con un orden cronológico totalmente roto. Al «escucharlo» de su boca, nos transmite perfectamente cómo ha sido su vida, que no ha tenido tiempo de enamorarse porque su día a día se limitaba a cuidar de su familia y a desarrollar una carrera profesional. Pero llega un día en el que se encuentra sola, sin casa y sin familia, y en lugar de plantearse por qué ha desperdiciado su vida, sabe que tiene que levantarse de nuevo, que por muy en contra que se nos ponga todo, no hay que dejarse arrastrar hacia el abismo.

El inicio de la novela es brutal: «Ahora tengo treinta y nueve años, estoy sola y mañana me echarán de aquí». Y a partir de ese comienzo in extrema res, vamos conociendo su vida, su profesión, la relación con sus padres y con sus amigos, cómo conoce a Edmond y sus constantes idas y venidas.

La prosa es casi lírica y llena de sensibilidad, y en ella se fusionan perfectamente las citas de libros, de películas y musicales; todas y cada una tienen algo que aportarnos a nosotros y a la historia, no están puestas ahí de relleno.

Los personajes muy humanos, muy de carne y hueso. Sandra sabe que siempre que nos caigamos tenemos que levantarnos. Conocemos la relación de amor/odio que mantiene con su madre, a la que es incapaz de decirle que están arruinadas porque se gastaron todo el dinero para tratar de curar el cáncer de su padre. Pero su madre tiene necesidad de aparentar, de seguir viviendo en una casa que no pueden mantener, aunque para eso Sandra tenga que hacer auténticos juegos de magia con su sueldo. Edmond es un personaje que me ha provocado rechazo desde su aparición; es imposible ser «tan perfecto» y buena persona. Sus amigos, Paula, Jaume y Oriol, aunque secundarios, lo son de lujo, porque en sus pocas apariciones ponen de manifiesto lo que es la amistad y su poder para sanarnos las heridas cuando la vida se nos complica.

El final me ha resultado muy emotivo, aunque era el que esperaba y deseaba. De hecho, antes de terminar lo comenté públicamente en Twitter. Aun así, consiguió emocionarme, pero no por el hecho en sí, que también, sino por su significado.

 

¿Qué me ha gustado?

  • Lo bien que ha sabido aunar la trama con otros elementos (libros, películas y música), que quedan como un todo uniforme, no como un pegote. Lo mismo que sucede con los títulos de los capítulos, contundentes y precisos, y que nos adelantan de qué se va a hablar en ellos.
  • Que ha sido capaz de mantener mi atención aun conociendo desde el principio cómo iba a terminar todo, porque Sandra nos cuenta, en un comienzo de novela bestial, que está sola y que la van a desahuciar. Pero ansiamos saber qué le ha ocurrido para llegar a esa situación.
  • Lo bien que ha retratado la crisis del periodismo y cómo va aumentado el porcentaje de parados  en este sector, sobre todo de los que ya tienen un nombre en el mundillo. Se nota que la autora lo es y sabe de primera mano lo que está ocurriendo.
  • La lección de vida: nunca debemos hundirnos. Por mucho que la vida nos golpee hay que levantarse y continuar. La vida no es un camino de rosas, también tiene espinas, y todo consiste en intentar superar las dificultades y en poder convivir con el dolor de las pérdidas.

 

¿Qué «me» ha fallado?

  • Sandra debería haber puesto a su madre en su sitio muchísimo antes de llegar a la situación en la que están. Es un personaje con el que no he empatizado en ningún momento, aunque no me ha provocado tanto rechazo como Edmond.

 

¿La has leído? ¿Te ha gustado? Cuéntanos tus impresiones.

 

Autor

 

Silvia Tarragona (Barcelona 1967) es periodista y escritora. Actualmente dirige y presenta el magazine del fin de semana Amics i coneguts en Radio Nacional de España en Catalunya. Además colabora en el talk show de TVE1 Amigas y conocidas que presenta Inés  Ballester.

Su padre le enseñó de pequeña que en el mundo hay dos tipos de personas las que frente a una adversidad se envilecen y las que se ennoblecen. Ella ha escogido formar parte del segundo grupo. Tal como éramos, es su primera novela.

Datos del libro

TítuloTal como éramos
AutorSilvia Tarragona
EditorialRoca
Primera edición18 enero 2018

 

También te puede interesar

Aquí hay dragones (Florencia Bonelli)     Una mujer extraordinaria, que atraviesa la siniestra Guerra de los Balcanes en los años 90 del siglo XX, trata de luchar contra sus ...
Lo que fuimos (Golnaz Hashemzadeh Bonde)       A Nahid le queda poco tiempo. O, al menos, eso le acaban de decir los médicos. Es una superviviente, pero la idea de que e...
La mirada de la ausencia (Ana Iturgaiz)       La mirada de la ausencia es una fascinante novela histórica con tintes románticos ambientada en el Bilbao de finales del s...

Lectora compulsiva y bibliófaga. Correctora en lectorcero.com

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción