Opinión personal

 

Este mes, concretamente el día 20, se han cumplido cinco años desde que la banda terrorista anunció el cese definitivo de su «actividad armada». Ha sido una casualidad que haya coincido la lectura de este libro con este aniversario y que lo acabese justo el día anterior.

En esta novela, Fernando Aramburu, con el terror provocado por estos asesinos como telón de fondo, recrea la vida de dos familias en Guipúzcoa durante más de cincuenta años y hace un retrato fidedigno de cómo ha sido la vida de los vascos mientras estos indeseables han campado a sus anchas, una vida marcada por el miedo y el terror.

No es una historia real, es ficción, aunque si lo que nos cuenta no pasó así, seguro que lo hizo de una manera muy similar. Porque después de haber visto  cómo hace unos días unos cobardes pegaban una paliza a dos guardias civiles y a sus parejas, solamente por el hecho de ser policías, no creo yo que el rencor que provoca el nacionalismo haya desaparecido, las diferencias entre víctimas y verdugos siguen siendo una herida abierta que tardará años en cicatrizar. Únicamente que esas diferencias ahora no están salpicadas de la sangre de muchos inocentes.

Porque lo que sobrevuela en esta obra, que empieza con ese cese de la lucha del que os hablaba al principio, es quién es la víctima y quién el verdugo ahora. Los que han perdido a alguien durante esta «guerra sin sentido» ya pueden llorar a sus seres queridos con normalidad, pero sus asesinos están siendo victimizados, como si lo que hicieron tuviese justificación. Una de las protagonistas de la novela dice, más o menos, que ella tiene que desplazarse cientos de kilómetros para visitar a su familiar en la cárcel y que, sin embargo, los que visitan las tumbas las tienen al lado. Entonces llegué a la conclusión de que esto no puede ser algo aislado, sino que los que piden el acercamiento de estos asesinos (que ni en mil vidas que estuvieran presos pagarían todo el dolor que han causado) piensan exactamente igual.

Pero esta no es una novela sobre ETA, aunque todo gire en torno a ella. Dos amigas, Miren y su alter ego, Bittori, junto con sus esposos e hijos, nos van contando en sus páginas la historia de dos familias que habían sido íntimas y cómo el nacionalismo las convirtió en enemigas, porque víctimas y asesinos jamás podrán convivir en paz.

Con unos personajes muy potentes, fundamentalmente las dos madres, que terminan asustando y dando miedo (Miren porque asume el papel de Virgen Dolorosa y se convierte en una auténtica radical, y Bittori porque es una mujer manipuladora y controladora), y sus familiares, que son unos secundarios de lujo, o unos protagonistas eclipsados por la personalidad arrolladora de estas dos «amas», nos narran  medio siglo de sus vidas.

Con un narrador omnisciente que alterna la tercera y la primera persona, y con un estilo pulcro, Aramburu nos permite conocer su vida tanto desde fuera como desde dentro utilizando un hilo cronológico discontinuo con el que arma una trama sin fisuras como si de un rompecabezas se tratara, en el que todas las piezas encajan en su lugar en un engranaje perfecto.

De esta manera sabemos qué opina cada uno de los personajes sobre todos los temas tratados en la novela: el terrorismo y el fanatismo llevados a la máxima expresión; el vacío que sienten los señalados por ETA y sus víctimas en un pueblo (algo que no sucedía en la ciudad de una manera tan extrema) en el que vivimos un auténtico pacto de silencio (una especie de omertà que espeluzna tanto como la de la mafia) de sus habitantes contra todos los que no piensen como ellos (porque o estabas con ellos o en su contra); la vida de un terrorista, su primer atentado, su experiencia vital en la cárcel; la homosexualidad; el cuerpo como una «cárcel del alma»; las distintas maneras de sentir, exteriorizar y llevar el dolor; la iglesia (¡cómo no!, si no se pierde un «fregao») como nido y apoyo de asesinos; los asesinos como «víctimas» del estado y de las auténticas víctimas…

Resumiendo, que dice el Maestro: LA MEJOR NOVELA QUE HE LEÍDO EN MUCHO TIEMPO, así en mayúsculas, posiblemente con El libro del desasosiego de Pessoa la que más he subrayado en toda mi vida, de la que le he leído a Elías párrafos y párrafos porque al escucharlos en voz alta se me hacía menos doloroso asumir lo que leía, con unos personajes redondos que tienen una evolución impecable y sorprendente (aunque excepto con Arantxa no he logrado empatizar con ninguno), con una historia estremecedora y desgarradora pero con un poso de esperanza.

Disculpadme, pero yo ni olvido ni perdono. No entiendo lo de luchar por esa que ellos consideran su «Patria» asesinando a inocentes y destrozando la vida de los que se quedan, no entiendo que esa iglesia que aboga porque nos amemos los unos a los otros haya sido y sea su principal valorada y su apoyo, no comprendo que se «arrepientan» y los tengamos en las instituciones…

Solo espero que esta lacra haya desaparecido realmente de nuestras vidas, porque han dejado las armas, pero todavía no las han entregado, y hay muchas familias rotas que no se merecen que estos asesinos sean considerados seres humanos, porque no lo son. Ellos son los verdugos y a las víctimas no debemos olvidarlas nunca.

 

 

¿La has leído? ¿Te ha gustado? Cuéntanos tus impresiones.

 

 

 

Autor

 

Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) es licenciado en filología hispánica por la Universidad de Zaragoza y desde 1985 reside en Alemania.

Narrador destacado, es autor de tres volúmenes de relatos y de las novelas Fuegos con limón, Los ojos vacíos, El trompetista del Utopía, Bami sin sombra, Viaje con Clara por Alemania, Años lentos, La Gran Marivián, Ávidas pretensiones y Las letras entornadas.

Ha merecido, entre otros, el Premio Euskadi, el Premio Mario Vargas Llosa, el Premio Real Academia Española, el Premio Tusquets Editores de Novela y el Premio Biblioteca Breve.

 

 

Datos del libro

 

 
TítuloPatria
AutorFernando Aramburu
EditorialTusquets
Primera edición6 septiembre 2016

 

 

 

 

Resumen
Fecha
Título libro
Patria (Fernando Aramburu)
Valoración
51star1star1star1star1star

Lectora compulsiva y bibliófaga. Correctora en lectorcero.com

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

También te puede interesar

Reseña: Línea uno (Juan Mendoza)     Madrid es la mejor ciudad del mundo: posee un cielo que parece bendecido por Dios y propicia una existencia vibrátil que parece insp...
Reseña: Se llamaba Manuel (Víctor Fernández Correa...   Opinión personal   Conozco a Víctor desde hace años porque me habló de él una persona que conocí en Facebook (las redes sociales al...
La maldición de la Casa Grande (Juan Ramón Lucas)...       Esta es la historia de Miguel Zapata Sáez, Tío Lobo, un modesto ganadero que a finales del siglo XIX supo sacar provecho...

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción