Opinión personal

 

Palabras envenenadas es una crónica de un día trepidante, vivido a contrarreloj y protagonizado por tres personas cercanas a Bárbara Molina, desaparecida misteriosa y violentamente cuando tenía quince años. 

Un enigma que, después de cuatro años sin resolverse, va a verse sacudido por nuevas claves. A veces, la verdad permanece oculta en la oscuridad y sólo se ilumina al abrir una ventana. 

Una historia de mentiras, secretos, engaños y falsas apariencias que pone el dedo en la llaga sobre mitos incuestionables. Un relato apasionante que disecciona la hipocresía de la sociedad española moderna. 

Una denuncia valiente de los abusos sexuales en la infancia, sus devastadoras consecuencias y su invisibilidad en este acomodado mundo nuestro.

Utilizando la narración múltiple, la autora nos cuenta, en primera persona, la historia de la protagonista de la obra, Bárbara Molina, y en tercera, la del resto de los personajes de la trama. Este contraste de perspectivas agiliza enormemente el relato.

La división del texto en capítulos, en cada uno de los cuales se desarrolla una situación diferente, así como la alternancia de las historias de distintos protagonistas en cada uno de esos capítulos, aumenta el dramatismo de la obra.

A pesar de la inexistencia de diálogos (todos los capítulos son monólogos interiores), el libro no pierde ni un ápice de intensidad.

En cuanto a los mencionados personajes, Maite Carranza se preocupa más del retrato psicológico que del físico: un padre autoritario, una madre permisiva y débil, una amiga acomplejada, un exnovio inmaduro, un profesor problemático y un policía obsesionado con descubrir a toda costa la verdad.

El libro transcurre en unas pocas horas, las que le quedan al subinspector Lozano para jubilarse. En la primera página, el lector descubre que Bárbara está viva y que su secuestrador la tiene encerrada en un zulo. Llama a su captor Él, pero hasta que no llevamos más de 2/3 del libro no nos desvela su identidad, cuando nosotros ya la sabemos.

Durante ese corto período, el tiempo de los diferentes capítulos no es siempre lineal, ya que muchos se superponen unos a otros temporalmente: lo que hacen Bárbara, Nuria, Eva y Lozano en espacios diferentes pero en el mismo momento, hasta que todos ellos coinciden en las últimas páginas.

A pesar de que en infinidad de sitios viene etiquetado como de literatura juvenil, es un libro para adultos, por la crudeza del tema tratado, aunque la autora lo aborda de una manera exquisita, sin la morbosidad a la que estamos acostumbrados. Casualmente lo he leído el mismo día en que se cumplían tres años de la terrible desaparición y muerte de Marta del Castillo, por lo cual estaba más impresionable y sensible a una historia de este tipo.

Al principio pensé que iba a ser un libro con un argumento similar (chica desaparecida y cadáver no encontrado), pero nada más lejos de la realidad. En este caso, afortunadamente, la protagonista está viva, únicamente tenemos que descubrir quién la mantiene encerrada y cuáles fueron los motivos que la llevaron a esta situación.

Palabras envenenadas, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2011, nos engancha desde la primera página, en el mismo momento que deducimos que Bárbara no está muerta y que alguien la tiene retenida contra su voluntad. Por otro lado, las investigaciones del subinspector, que no quiere jubilarse con la espinita de ese caso sin resolver, empiezan a dar sus frutos.

La narración nos va absorbiendo poco a poco, conforme vamos descubriendo pistas y más pistas: después de cuatro años, los acontecimientos se precipitan, y en solo unas horas descubrimos toda la verdad. Con una llamada a sus padres pidiendo ayuda se inicia la historia años atrás, y con otra en la actualidad pidiendo auxilio a una amiga, la trama da un giro insospechado.

Una verdad que nos deja con el corazón en un puño cuando la conocemos. Extraordinario el modo en que nos enteramos de quién es la persona que mantiene a Bárbara retenida.

Una novela muy recomendable, y aunque no puedo decir que me ha dejado un buen sabor de boca por la dureza del argumento, sí que me ha tenido fascinada hasta que la he terminado.

 

Autor

 

Maite Carranza, nacida en Barcelona en 1958, licenciada en Antropología, publicó su primera novela juvenil en 1986. Desde 1992 se dedica a la escritura de guiones y novelas e imparte cursos de guión en la Universidad Autónoma de Barcelona y en la escuela Taller de Guionistas.

En el año 2004 publicó la primera entrega de la exitosa trilogía para jóvenes La guerra de las brujas, que incluye El clan de la loba, El desierto de hielo y La maldición de Odi.

El caso de la chica austríaca secuestrada por un hombre durante ocho años en un zulo, fue su estímulo para escribir esta novela.

 

 

Datos del libro

 

 

 
TítuloPalabras envenenadas
AutorMaite Carranza
EditorialEdebé
Primera edición1 octubre 2011

 

 

 

Resumen
Fecha
Título libro
Palabras envenenadas (Maite Carranza)
Valoración
41star1star1star1stargray

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción