Opinión personal

 

Tenía muchas ganas de leer Noche y de reencontrarme con Martin Servaz, el protagonista de la serie escrita por el francés Bernard Minier. Pero Noche no ha sido lo que esperaba. En este caso no porque tuviera las expectativas altas, porque con Minier y Servaz sabes lo que hay (un escritor que crea unas tramas que son engranajes perfectos, con una prosa limpia y cuidada y que no deja nada al azar, y con un personaje con una evolución espectacular y con el que es fácil encariñarse por todos sus demonios interiores), sino porque me empiezo a enfadar de que esto no termine nunca. Que Julian Hirtmann siga siendo protagonista absoluto me agota, porque no veo la hora de que tenga el final que se merece (y que nos merecemos los fieles a Martin).

La novela empieza con la aparición de un cadáver en Bergen que lleva en la mano un trozo de papel que lleva escrito el nombre de Kirsten Nigaard. Esta policía empieza una investigación que la conduce hasta una plataforma petrolífera en el mar del Norte. Allí, durante un registro, descubre una foto en la que, con la misma letra que la del papel de la víctima aparecida en Noruega, está escrito «Martin», además de un montón de fotografías suyas.

Mientras tanto, en Toulouse, el comandante Martin Servaz está investigando tres violaciones de mujeres que hacían footing a orillas del Garona; dos de ellas habían sido brutalmente agredidas y la otra acaba de fallecer. Cuando va a proceder a la detención de Florian Jensen, sospechoso de estos hechos, este escapa; durante la huida, y después de pegarle un tiro a Servaz, se eloctrocuta.

La persona que ha escrito los nombres de Martin y de Kirsten quería que estos dos policías se conocieran, pero ¿por qué?  ¿Qué interés tiene en que una policía sueca y un policía francés lleven a cabo una investigación conjunta? ¿Qué pueden tener en común ambos?

Lo primero que me gustaría comentaros es que esta es la cuarta entrega de la serie protagonizada por Martin Servaz y que es imprescindible leerse los libros en orden. Aunque el autor refresca datos para que los que los hemos leído recordemos, si empezáis la historia por el final os vais a perder mucho, no solo en la evolución de los personajes, también en entender por qué son y actúan de la manera que lo hacen, además de conocer todo lo que ha sucedido anteriormente, porque sigue siendo parte fundamental en la historia actual.

 

¿Qué me ha gustado?

  • Que el autor ha ido diseminando indicios y yo no los he visto en ningún momento. Me explico: acostumbro a subrayar, durante la lectura, las cosas importantes o las cosas que me chirrían por algún sitio. Pues bien: todo lo que había marcado como que no tenía sentido eran las pistas que ha ido dejando Minier. Eso lo he comprobado después de finalizada la lectura y he visto cómo me ha manipulado desde la primera escena.
  • Tener una visión global de la historia gracias a que casi todos los personajes que tienen un papel importante nos dan su punto de vista. El autor va cambiando el foco del narrador constantemente y vamos conociendo lo que sucede en la investigación de Martin y Kirsten, la historia de dos ancianos en Austria que quieren vengarse por el asesinato de sus hijas, la vida del niño de la foto aparecida en la taquilla de la plataforma petrolífera…
  • La trama es muy compleja, con tres historias que transcurren paralelas pero que terminan encontrándose para confluir en un todo único. Aunque sospechamos la relación que hay entre ellas, con este autor, como bien sabéis los que habéis leído los tres libros anteriores, nunca nada es lo que parece.
  • Que Minier es un maestro creando atmósferas angustiosas y opresivas. Ha habido una en concreto, la del albergue de montaña, con la que he sentido auténtico miedo.
  • Los personajes son muy buenos, llenos de aristas y de luces y sombras. No sabemos en ningún momento cómo van a reaccionar y con ello nos demuestran que cada uno esconde una gran gama de grises, porque no todo es blanco o negro. Hay que destacar, por encima de todo, su caracterización psicológica, y la manera en la que nos introduce en la mente de todos y cada uno de ellos.
  • Sigo estando «enamorada» de Martin y de sus infiernos personales y sus pesadillas; y, como no tenía bastante, en este libro le añade otro «problema» más.
  • El final es de infarto. El último cuarto de libro, con un ritmo vertiginoso, está lleno de sorpresas y de giros inesperados, a cada cual más sorprendente e insospechado que el anterior.
  • Que el epílogo, cuando pensaba que ya lo sabía todo y que podía descansar tranquila, termina con un cliffhanger espectacular. Creo que los escritores franceses, con Thilliez a la cabeza, se están convirtiendo en los reyes de este recurso. Sé que no me vas a leer, Minier, pero desde aquí te pido, de rodillas si hace falta, que ya no nos hagas sufrir más, que nos lo pongas más fácil en la próxima entrega. Queremos seguir leyendo cosas de Martin, pero regálanos (o regálale) una justicia poética, por favor.

 

 

¿Qué «me» ha fallado?

  • Como os he dicho, esta no ha sido para mí la mejor novela de Minier, posiblemente porque estoy bastante harta de que no termine de resolverse ya el caso principal, el que sobrevuela todas las novelas desde que apareció en la primera: un asesino en serie, Julian Hirtmann, una especie de «ser superior» que juega con Martin y lo lleva por donde él quiere. Un antiguo fiscal de Ginebra, verdugo de más de cuarenta mujeres, que llevaba más de cinco años desaparecido y sin dar señales de vida.
  • El ritmo es muy irregular durante los dos primeros tercios de la novela. Prefiero un ritmo que vaya aumentando progresivamente que uno con altibajos y que luego se desboque, como ha sido el caso.

 

Aunque Noche no haya cubierto mis expectativas, voy a seguir leyendo a Minier, porque sus tramas (compuestas de múltiples piezas que encajan a la perfección) son absorbentes, porque sus personajes son muy humanos y es fácil ponernos en su lugar, porque aunque el ritmo haya ido fluctuando al final ha cogido carrerilla y me ha tenido con el corazón desbocado, por la capacidad que tiene para angustiarnos, porque el final es imprevisible y porque no me puedo quedar sin saber cómo soluciona el cliffhanger con el que ha cerrado la novela.

 

A cada indicio de civilización le corresponde un indicio de barbarie, toda luz combate una noche, cada puerta que abre un hogar iluminado oculta una puerta que da a las tinieblas.

 

¿La has leído? ¿Te ha gustado? Cuéntanos tus impresiones.

 

 

Autor

 

Bernard Minier (Béziers, 1960) pasó su infancia en Montréjeau, al pie de los Pirineos, enclave en el que ha ambientado gran parte de sus libros. Estudiante frustrado de Medicina, trabajó para el Servicio de Aduanas de su país antes de volcarse de lleno en la escritura.

Su obra se compone hasta el momento de los títulos Bajo el hielo, El círculo, No apagues la luz y Noche. Con la publicación del primero en 2011 —escogido en 2014 por The Sunday Times entre los cincuenta mejores thrillers y novelas negras del siglo XXI y base de la serie de televisión homónima— se reveló como la última gran sensación del thriller psicológico llegado de Francia.

Es el único autor que ha sido distinguido en dos ocasiones con el Premio Polar en el Festival de Cognac. También ha recibido el Premio de l’Embouchure y el Premio de las Bibliotecas y las Mediatecas Cognac, entre otros. Su obra se ha traducido en veinte países.

 

Datos del libro

 
TítuloNoche
AutorBernard Minier
EditorialSalamandra
Primera edición1 marzo 2018
SerieMartin Servaz

 

 

También te puede interesar

El caso de las japonesas muertas (Antonio Mercero)   Recién reincorporada a la Brigada tras la cirugía de reasignación de sexo, Sofía Luna se ve obligada a investigar un misterioso caso. ¿Quién e...
Reseña: Antes de que llegaras (Lisa Wingate)     Opinión personal   Cuando tropecé con Antes de que llegaras en las próximas novedades, supe inmediatamente que ese libro ...
Dulces mentiras (Caz Frear)   Cat Kinsella siempre ha sido el ojito derecho de su padre, hasta el verano de 1998, cuando ve a su padre coqueteando con Maryanne Doyle, una c...

Lectora compulsiva y bibliófaga. Correctora en lectorcero.com

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción