Opinión personal

 

Empecemos por el principio: no me gustan los libros avalados por un premio, como tampoco los de «más de cien mil millones de ejemplares vendidos en quince días»,  me parece que, salvo excepciones, les restan credibilidad.

 

Y si es el Planeta, ni os cuento. Porque que es un premio pactado lo sabemos todos, pero este año se les ha ido de madre. Yo leí 2 horas antes de su concesión un tuit de un periódico mejicano en el que se decía que Zepeda era el ganador. Digo yo que podrían ser un poquito más discretos.

 

Que a mí me parece estupendo que la mejor manera de llegar al mercado latinoamericano haya sido galardonar a este escritor. Que no seré yo la que opine lo contrario, porque esto es un negocio. Pero un poquito de seriedad: que nos llamen tontos, pero que no se piensen que lo somos.

 

Y después de esta ida de pinza os estaréis preguntando: ¿y por qué te has leído el libro? Porque me gusta más la novela negra que una tarta de queso (y eso que son mi perdición). Además, había leído entrevistas al autor que me habían llamado la atención, y pensé que tenía pinta de ser un buen tipo y que seguro que era un buen escritor.

 

Y ahora viene cuando la matan, al hilo del principio: os garantizo que hay que tenerlos muy bien puestos para haber escrito esta novela. Que sí, que es ficción, pero estoy segura de que esta historia está sucediendo o sucedió o sucederá, y que la protagonista en lugar de llamarse Milena se llamará Malena y Agustín será Luis, pero para el caso es lo mismo: un entramado mafioso consentido por todos, porque todos sacan tajada de cualquier tráfico ilícito, ya sea de drogas, de personas o de armas. Y en el que los mafiosos no tienen por qué ser delincuentes armados hasta los dientes ni venir de los países del este, que los hay de traje y corbata, miembros respetables y «honorables» de nuestra sociedad.

 

Que por 600 000 euros no me compensa a mí denunciar la corrupción, el blanqueo de capitales, la trata de seres humanos, la prostitución, las mafias, la permisividad de la policía. Y menos cuando acaban de morir asesinados 43 chavales que lo único que habían hecho era molestar a una hija de p*** que estaba haciendo una fiesta (#Ayotzinapa #YaMeCansé). A lo mejor por 600 millones me lo pensaría. Que lo ves en la televisión y es espeluznante, pero lo lees al detalle y te dan ganas de pedir que paren el mundo y bajarte.

 

Antes de comenzar con la reseña, he de comentar algo: no me atrae nada la portada y el título me daba repelús. Pero cuando casi al principio de la obra he sabido el porqué de lo del «fémur» ha dejado de provocarme ese rechazo.

 

La novela, ambientada en Marbella y México, está estructurada en 66 capítulos, entre los que se intercala una especie de libro titulado «Ellos» (compuesto por 10 capítulos) y un epílogo, se desarrolla entre agosto de 2005 y noviembre de 2014.

 

Los capítulos llevan el título de algún personaje y todos están perfectamente fechados y muchos tienen incluso la hora, porque otros suceden paralelamente.

 

Escrita utilizando un narrador omnisciente en tercera persona, salvo la parte del «Ellos» que lo está en primera, con un ordenamiento temporal in media res y con un hilo cronológico discontinuo (el autor va alternando capítulos presentes con otros en el que se nos cuenta el pasado de la protagonista para que consigamos entender cómo ha llegado hasta ahora), tiene un lenguaje claro y conciso, sin apenas localismos (que era lo que más reparo me daba), con una trama muy sólida y muy bien armada, en la que se van entrelazando poco a poco la vida pasada de Milena y su situación actual, con ritmo ágil, sin prisa pero sin pausa, en el que el escritor nos hace un completo retrato del mundo de la prostitución y del tráfico de seres humanos, manejando la intriga y la tensión durante todas sus páginas.

 

Los personajes complejos, con unas personalidades bien definidas, y unos perfiles psicológicos muy logrados. He empatizado bastante con Milena, aunque el que más me ha gustado ha sido Tomás, un periodista la que yo he imaginado como el alter ego del autor.

 

Las ambientaciones maravillosas: el autor consigue introducirnos en un mundo que a mí me es completamente ajeno y nos hace ponernos en la piel de las personas sexualmente explotadas. Y comprobar la impunidad y la tranquilidad que tienen los proxenetas y toda la red tejida a su alrededor: se creen intocables y a salvo de todo, y esa impunidad les hace ser cada vez más ambiciosos y tener más ansias de poder. No sé si el dinero da el poder, o el poder te lleva a tenerlo, pero lo que tengo claro es que tanto uno como otro corrompen.

 

Pero lo que más me ha fascinado, y más con la censura que está viviendo este país, es como los medios de comunicación, denunciando algo, pueden hacer que los políticos reaccionen. Aquí, a los que nos desgobiernan les da lo mismo lo que se publique y lo que se denuncie: a ellos no  se les menea ni una pestaña (¡cómo para dejar el sillón!).

 

Eso y como nos describe las relaciones entre abogados, mafiosos y políticos, y la manera de blanquear el dinero, sobre todo utilizando sociedades filantrópicas (¿os suena de algo?).

 

El desenlace me ha sorprendido, pero porque como dije en una entrada hace unos días, donde esté una buena …, que se quite todo. 

 

Sacudios los perjuicios, olvidaos de que es un premio Planeta y dadle una oportunidad. Seguro que os va a gustar muchísimo más de lo que podéis imaginar.

 

Autor

 

Jorge Zepeda Patterson, economista y sociólogo, hizo maestría en la Flacso (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales) y estudios de doctorado en Ciencia Política en la Sorbona de París. 

Fundó y dirigió la revista Día Siete y es analista en radio, televisión y prensa escrita, su columna dominical aparece en veinte diarios del país. 

Todos los jueves El País publica en la edición para América su columna Pensándolo bien

Fue director fundador de los diarios Siglo 21 y Público en Guadalajara y director de El Universal

En 1999 obtuvo el Premio María Moors Cabot, de la Universidad de Columbia. 

Dirige el diario Sinembargo.mx

Autor y coautor de media docena de libros de análisis, entre otros: Los amos de México (2007) y Los suspirantes (2012). 

Su última novela publicada fue Los corruptores (2013) con la que alcanzó el éxito en nuestro país y resultó finalista del premio Dashiell Hammett.

 

Datos del libro

 

 

 
TítuloMilena o el fémur más bello del mundo
AutorJorge Zepeda Patterson
EditorialPlaneta
Primera edición4 noviembre 2014

 

 

 

 

 

 

Esta reseña se publicó originalmente el 24 de noviembre de 2014 en el blog Con el alma prendida a los libros (ya cerrado). Como no quiero perder las entradas ni las sensaciones que me dejaron las novelas reseñadas allí, la recupero en esta web sin moverle ni una coma.

 

Resumen
Fecha
Título libro
Milena o el fémur más bello del mundo (Jorge Zepeda Patterson)
Valoración
41star1star1star1stargray

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción