Opinión personal

 

Imagino que todos conoceréis la teoría del «efecto mariposa», según el cual el aleteo de una mariposa en Japón puede provocar un terremoto en Estados Unidos. Pues bien, en este libro un accidente muy grave provoca a su alrededor un tsunami de sentimientos y emociones cuyas consecuencias son imposibles de predecir.

Juliette Toledano es una enfermera de treinta y cinco años que trabaja en reanimación en un hospital. Se vuelca con sus pacientes porque el cuidado de estos es lo único que colma su vida. Ansiosa por ser madre, porque piensa que una mujer no es completa si no tiene un hijo, vive con Laurent, un banquero que se cree el centro del universo.

Roméo es un bombero de veinticinco que un día, en una intervención para salvar a un niño, cae desde un octavo piso. ¿Y dónde termina ingresado? Pues habéis acertado: en el mismo lugar en el que trabaja Juliette.

Ya tenemos a una «Julieta» y a un «Romeo» y con esos nombres todos los ingredientes para una historia de amor ¿trágica?

 

¿Qué me ha gustado?

  • La forma de escribir de la autora, que con sencillez es capaz de transmitirnos un montón de sensaciones y emociones, de hacernos pasar de la vida al infierno en segundos, como si de una montaña rusa se tratara.
  • La estructura de la novela y los diferentes puntos de vista, con capítulos cortos, cada uno con un narrador personaje en primera persona, o bien mediante cartas, incluso un diario…
  • El cambio constante de narrador no genera en ningún momento confusión en el lector, porque los narradores están muy bien diferenciados, cada uno tiene su propio estilo y no queda ninguna duda de quién nos está contando su propia visión de los acontecimientos y sus experiencias.
  • Que los personajes no son los habituales, pero sí corrientes, porque son personas normales, como tú y como yo. De ella solo sabemos que tiene los ojos azules y de él que tiene el pelo muy corto; ni ella tiene «cintura de avispa» ni él es «musculoso», por poner solo un par de ejemplos de esos clichés que pueblan algunas novelas. Para contarnos una historia no necesitamos personajes  «hipermagasuperosea», lo que necesitamos son personajes de carne y hueso, humanos, con sus virtudes y sus defectos, con sus imperfecciones.
  • Que el ritmo es cadencioso, sin grandes sobresaltos ni grandes giros. Todo fluye con naturalidad, como la vida misma. Porque lo importante es lo que nos está contando y cómo, no tenemos prisa por conocer lo que va a suceder, solamente tenemos que disfrutar del camino que nos ha marcado la autora.
  • Que aunque hay algunos episodios desgarradores, el libro es un canto a la esperanza. Equivocarse no es fracasar, es aprender una lección para la próxima vez.
  • Que las historias de amor del libro tampoco son habituales: dos ancianos, una adolescente y un hombre que casi le dobla la edad, y nuestros protagonistas.
  • Que es una novela de amor pero sin empalagamientos. El amor es algo natural y como tal debe ser tratado. Pero no solo hay amor carnal, también amor fraternal, la amistad y el respeto por encima de todo.
  • Se tratan algunos temas muy duros, como la violencia de género, cómo el maltratador puede anular y alienar a la víctima, las familias disfuncionales, la lucha por volver a ser lo que fuiste después de un accidente, la maternidad (y si las mujeres estamos o no completas sin descendencia), y aunque en algunas escenas se tratan como muchísima crudeza, es lo que hay y no podemos cerrar los ojos ante esta lacra.
  • Cómo ha sabido plasmar las inseguridades de Juliette, su pavor a quedarse sola, su frustración por no ser madre. En algunas ocasiones no conseguimos empatizar con un personaje porque lo primero que pensamos es que necesita dos buenas «guantás» para salir de la espiral en la que está inmersa. Aquí sucede todo lo contrario: Juliette nos provoca tal ternura que lo que nos apetece es cogerla de la mano y acompañarla en su camino; es ella quien tiene que abrir los ojos, nosotros solo tenemos que estar ahí para sujetarla y darle nuestro apoyo y comprensión.
  • Como la autora es enfermera ha sabido transmitirnos muy bien cómo se sienten los enfermos ingresados en una UCI, sus miedos, sus temores, su soledad, el no saber qué les pasa, la incertidumbre sobre su recuperación. Es algo que me ha hecho plantearme muchas cosas.

 

 

¿Qué «me» ha fallado?

  • En realidad, nada. Lo único que importa es un libro que he disfrutado de principio a fin, que me ha hecho sentir, que es lo más importante para mí cuando leo. Por ponerle un «pero» que me hubiese gustado la justicia poética para el antagonista pero, como dice el refrán, a cada cerdo le llega su san Martín, y seguro que ahora está sufriendo.

 

 

¿La has leído? ¿Te ha gustado? Cuéntanos tus impresiones.

Autor

Agnès Ledig es comadrona en Alsacia. Comenzó a escribir como terapia personal al enfermar su hijo de leucemia. En 2011 publicó su primera novela que fue seleccionada para el premio de la revista Femme actuelle. Con Justo antes de la felicidad (Grijalbo, 2015), Ledig fue laureada con el premio de los libreros Maison de la Presse 2013 y obtuvo una excelente acogida por parte de la crítica y de los lectores franceses. Con su nueva novela, Lo único que importa, volvió a figurar durante semanas en las listas de best sellers del país galo.

Su obra ha sido traducida en quince países y ha llegado a vender más de 800000 ejemplares de sus novelas, convirtiéndose en un referente de la literatura francesa actual.

Datos del libro

 

 
Título Lo único que importa
Autor Agnès Ledig
Editorial Grijalbo
Primera edición 1 febrero 2018

 

 

Lectora compulsiva y bibliófaga. Adicta a la literatura negra y criminal.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

También te puede interesar

Luces en el Mar (Miquel Reina)     «Fue un rayo el desencadenante de todo…». Así empieza Luces en el mar, una emocionante novela que cuenta la historia de Harold y Mar...
Casada con el enemigo (Raquel Alonso)   Narrado en primera persona, este es el emocionante testimonio vital de Raquel Alonso, una mujer que hace 20 años creyó conocer al hombre de su...
Detective íntimo (Carlo Frabetti)     ¿Quién es el detective íntimo? Descubre a este atípico investigador que desvela los secretos y pulsiones más salvajes y enrevesadas...