Opinión personal

 

La villa de las telas comienza en Ausgburgo en el otoño de 1913. Los Melzer, una familia dedicada a la industria textil, esperan con impaciencia el baile de presentación de su hija menor, Katharina.

Es entonces cuando llega a su casa la huérfana Marie, que empieza a trabajar allí como ayudante de cocina.

Su llegada destapará no solo un secreto, también desatará la pasión de Paul, el heredero del imperio de los Melzer.

Antes de nada he de decir que la novela de Anne Jacobs, sin llegar a fascinarme, me ha gustado mucho, más la ambientación que la historia, que es bastante simple. Recrea maravillosamente la diferencia de clases, no solo entre ricos y pobres (en este caso señores y criados), también entre ricos y nobles (Alicia es noble, su marido es un industrial rico, y ella hace muchas distinciones entre su familia y la de su esposo); además de la situación de los trabajadores en las fábricas y la explotación infantil en las mismas.

Y aunque voy a leer la continuación de la saga (tranquilos, que es un libro autoconclusivo), me molesta, y mucho, que me vendan algo que no es. Voy a ello:

 

¿Qué «me» ha fallado?

  • No pueden decir que este es un libro para los fans de Downton Abbey porque me parece un insulto a la inteligencia del lector. En lo único que se parecen es que hay señores y criados. Punto. No hay ninguna semejanza más. Y aquí solo una criada tiene «historia» y es una puerta que queda abierta para la próxima entrega.
  • Nos venden que hay un oscuro secreto y cuando he descubierto de qué se trata me he quedado a cuadros. Y más cuando he visto cómo se lo han tomado todos de bien, como si no hubiese pasado nada, como si todo fuera de lo más normal.
  • Me ha faltado drama. Toda la historia es muy amable, muy dulce, sin sobresaltos. Ni siquiera la envidia que corroe a Elizabeth me ha parecido que la hiciese peligrosa.
  • La madre no es solo demasiado permisiva con sus hijas, es contradictoria: ¿Critica a su familia política porque son pobres y luego no le importa…?
  • He echado de menos las alusiones a la Primera Guerra Mundial. El libro termina en junio de 1914 y parece que el mundo está en paz y armonía. Los Balcanes eran un polvorín y aunque el asesinato del archiduque todavía no se ha producido, ya se sabía que solo hacía falta una chispa para prender la mecha. Era un ambiente prebélico que no queda reflejado en la novela.

 

La villa de las telas es un libro de lectura fácil y amena, bastante previsible y sin apenas sobresaltos, en el que se describe muy bien cómo era la sociedad de la época, con una historia de amor demasiado «fácil» para mi gusto y que, aunque es un libro autoconclusivo, deja abierta una puerta para que la segunda entrega de esta saga sea mejor.

 

Autor

Anne Jacobs ha publicado con otro nombre novelas históricas y sagas exóticas con gran éxito de ventas, pero este título ha supuesto su confirmación como autora best seller.

 

Datos del libro

 
TítuloLa villa de las telas
AutorAnne Jacobs
EditorialPlaza & Janés
Primera edición11 enero 2018

 

 

Lectora compulsiva y bibliófaga. Correctora en lectorcero.com

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

También te puede interesar

Reseña: Cuídate de mí (María Frisa) Opinión personal He terminado este libro el día en el que en los #PremiosGoya2018 se reivindicaba la visibilidad de la mujer y la valoración de su tr...
Todas las familias felices (Mercedes de Vega) Teresa Anglada ve cómo su vida de periodista de éxito se desmorona cuando su hija Jimena desaparece en el Museo de Arte Reina Sofía de Madrid sin deja...
Ross Poldark (Winston Graham) Cansado por la severa Guerra en Estados Unidos, Ross Poldark vuelve a su Cornualles natal con su familia. Pero el dulce regreso a casa con el que habí...
newsletter

¿Quieres recibir las novedades en tu correo?

Te enviaremos semanalmente información sobre novedades, reseñas, sorteos...

Solo para lectores

Revisa tu correo para confirmar la suscripción. Muchas gracias.