Opinión personal

 

Cuando me topé con la portada de La novia gitana preparando el post de novedades me llamó inmediatamente la atención. Leí la sinopsis y quedé fascinada, pero las opiniones de los «expertos» me echaron inmediatamente para atrás, porque sé que cuando una novela viene con tantos halagos es batacazo seguro, y la dejé en la lista de futuribles por si…

Y el «por si…» llegó, cómo no, de la mano de Nubico. Era harto difícil que me la subieran al minuto de publicarse y yo, la reina de la superstición, lo vi como una señal. La descargué de inmediato (también porque pensaba que era un error y que me la iban a quitar del Premium e iba a pasar a ser de pago) y me puse a leer. Y nada más empezarlo ya pedí perdón públicamente en Twitter; ahora lo hago desde aquí: por una vez, y sin que sirva de precedente, me jode tener que darle la razón a los «expertos» y creo que se han quedado cortos. También quiero hacer una puntualización: señor editor holandés, las comparaciones son siempre odiosas, pero en este caso lo son aún más. A buen entendedor pocas palabras bastan.

Los que me seguís en Twitter ya habéis ido viendo mis comentarios (incluso el de «quien quiera peces, que me lea mañana…»). Esta novela, desde el inicio, tenía algo diferente, que sigo sin saber explicar, y me ha dejado completamente en shock. Si lo estaba cuando lo dije la primera vez, imaginaos cómo estoy después de haberla terminado. Lo único que pienso es: ¿quién coño es Carmen Mola? ¿cómo alguien «novato» ha sido capaz de montar una historia de este calibre? Da igual: gracias por haber escrito este NOVELÓN. En el otro blog tendría seis plumas, con eso está todo dicho.

Pero vamos al lío, que me pongo a divagar y no tengo tope.

Estructurada en cinco partes tituladas, que se dividen a su vez en setenta y ocho capítulos, utilizando un narrador cuasi omnisciente, en La novia gitana conocemos la historia de Susana Macaya, una joven mitad gitana y mitad paya, que desaparece el día de la celebración de su despedida de soltera. Su cadáver es encontrado dos días después en un parque de Carabanchel; ha sido salvajemente torturada , pero de una manera muy «particular».

Lo más insólito es que, siete años antes, su hermana mayor, Lara, fue asesinada en idénticas circunstancias y también días antes de su boda. Pero el asesino de Lara, Miguel Vistas, fue detenido y condenado, y está preso en la cárcel de Estremera.

La investigación es asignada a la Brigada de Análisis de Casos (BAC), con la inspectora Elena Blanco al mando. Ella, junto a su equipo (Chesca, Ordoño, Mariajo y Buendía) y el subinspector Zárate, barajan dos únicas posibilidades: que un imitador anda suelto o que hay un inocente encarcelado.

Según avanzan observan que la investigación antigua no se llevó a cabo correctamente. ¿Fue una chapuza o se quiso exculpar a alguien y mandaron a un inocente a la cárcel?

 

¿Qué me ha gustado?

 

  • Lo primero, y fundamental, que es un libro diferente, que para mí le ha aportado frescura a un género en el que ya está todo inventado. ¿Por qué? No lo sé explicar, aunque me gustaría. Venía de abandonar libros de este tipo con puntuaciones mínimas de 4,5 estrellas (de personas que comparten gustos conmigo) y no me enganchaban. Este no he podido soltarlo desde que lo cogí, salvo para hacer lo imprescindible. No sé si es la estructura, la repetición de un patrón en dos hermanas, la solvencia con la que ha ido resolviendo cada paso en la investigación, la mezcla de investigación policial y un poquito de lo judicial, el personaje protagonista… No lo sé. Por el desenlace no es porque ya lo había dicho cuando llevaba muy poquito.
  • Sorprende que esta sea la primera novela de alguien, se llame Carmen Mola o Perico el de los Palotes. Es muy difícil escribir una novela de esta categoría con la soltura con la que lo ha hecho.
  • Los temas tratados en la novela, que son muchos: la violencia contra las mujeres, la homosexualidad, el Alzheimer, los matrimonios mixtos entre payos y gitanos y la cultura de estos últimos, la Deep Web, los «casos» sin resolver de los que nadie se acuerda, las noticias falsas, el peso de la culpa en los padres, la delgada línea que separa el bien del mal…
  • La manera en que me ha hecho creer que todos tienen motivos para ser el asesino y cómo me ha ido poniendo anzuelos y yo he ido mordiendo los cebos. Y cuando ya me tenía enganchada, con un giro me soltaba y me volvía a lanzar otro. Al poner en tela de juicio a todos y cada uno hemos ido descubriendo los trapos sucios y lo que ocultaba cada posible sospechoso.
  • Que tiene un ritmo ágil que termina convirtiéndose en trepidante, con unos capítulos absorbentes en los que no paran de suceder cosas, a cuál más sorprendente. Avisados estáis: aquí no sirve lo de «un capítulo más y lo dejo». Si decides leerlo, preocúpate de tener tiempo por delante.
  • La historia que introduce cada parte en las que se divide el libro es brutal, de una crudeza extrema, pero es fundamental para que, después, todas las piezas encajen en su lugar correspondiente.
  • Los dos hilos argumentales: la historia del niño (que es la introductoria que he mencionado), al que han dejado encerrado, y la investigación del asesinato de Susana, que se va enredando y mezclando con la revisión de la del asesinato de su hermana Lara,  formando una trama con los hilos perfectamente imbricados. Y, junto con ambos, una subtrama que subyace durante toda la novela y eclosiona en su parte final.
  • La potencia de los personajes, que son redondos. Ya sabéis que yo soy más de tramas que de personajes y que no me suelen gustar, salvo excepciones, los personajes femeninos. En este tipo de novelas mis referentes son Lucie Hennebelle (aunque en Pandemia esté muy desdibujada) y Erika Foster de Robert Bryndza. Pues bien, en La novia gitana Carmen Mola ha creado un monstruo: Elena Blanco, una inspectora de policía próxima a los cincuenta, que cumple las normas a rajatabla, adicta a la grappa y al karaoke, que se folla (perdonad si os ofende el verbo, pero es lo que hace) a tíos propietarios de todoterrenos en un parking en concreto, y a la que le ha sucedido algo traumático en el pasado (que podemos intuir, pero no lo sabemos a ciencia cierta hasta bien entrado el libro); he quedado completamente prendada de su forma de ser, de su evolución a lo largo del libro y de su historia personal. Y Zárate, un policía de la comisaría de Carabanchel al que ficha Elena para investigar este caso concreto porque él es el primero que ha llegado a la escena del crimen; es el contrapunto de su jefa, porque a él no le importa saltarse las reglas. De los otros me ha gustado mucho Mariajo, una sexagenaria que es la hacker del grupo. Y Miguel Vistas, el condenado por el asesinato de Lara, gracias al cual podemos conocer un poco cómo se desarrolla la vida en una cárcel.
  • Las descripciones son muy precisas y muy visuales, en algunos casos salvajes, brutales y espeluznantes, pero es lo que pide la novela, sobre todo en la subtrama que planea durante toda la novela y que aflora por completo al final.
  • Estos libros generalmente suelen olvidarse, porque todos son más o menos similares, pero os prometo que algunas escenas de las que he leído en La novia gitana no se me van a olvidar en la vida.
  • El desenlace me ha parecido bestial, pero el final es uno de los más asombrosos que he visto, con un cliffhanger a la altura de los de Thilliez. Y cuando digo bestial me refiero a poner los pelos de punta tanto por su crudeza como por su imprevisibilidad.
  • Que aunque el libro es autoconclusivo ese cliffhanger me lleva a pensar que tendremos a Elena, a Zárate y al resto del equipo BAC en sucesivas entregas, porque han venido para quedarse. Por primera vez, y que no se vuelva a repetir, a mí me duelen las manos de aplaudir.

 

 

¿Qué «me» ha fallado?

 

  • Es una pena que La novia gitana no tenga una buena revisión tipográfica. Que telita con los diálogos y las comillas. Hacedme el favor, queridos editores de Alfaguara, de revisarla en la segunda edición (que llegará, ya lo veréis).

 

 

La novia gitana será, casi con total seguridadla mejor novela de este tipo que lea este año (y ojo, que el mes que viene se publica Sharko de Thilliez), con una trama maquiavélicamente urdida, con un ritmo ágil que no nos da tregua, con unos giros narrativos que son auténticos mazazos, y con uno de los desenlaces más espectaculares con los que me he topado en mi vida lectora. Haceos un favor y leedla, insensatos, me lo agradeceréis, estoy segurísima. Eso sí, antes decidme qué hago yo ahora con mi vida.

 

 

¿La has leído? ¿Te ha gustado? Cuéntanos tus impresiones.

 

 

Autor

 

¿Quién es Carmen Mola?

Una autora que no quiere revelar su identidad pero que ya es un fenómeno editorial vendida a cuatro países antes de su publicación en España.

 

 

Datos del libro

 

 

 
TítuloLa novia gitana
AutorCarmen Mola
EditorialAlfaguara
Primera edición17 mayo 2018

 

 

 

 

 

Resumen
Fecha
Título libro
La novia gitana (Carmen Mola)
Valoración
51star1star1star1star1star

Lectora compulsiva y bibliófaga. Correctora en lectorcero.com

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

También te puede interesar

Reseña: Flores negras (Lara Siscar)     Opinión personal   Tenía muchas ganas de leer Flores negras porque trataba (según la sinopsis) sobre la violencia contra ...
La transparencia del tiempo (Leonardo Padura)     A un Mario Conde a punto de cumplir sesenta años, y que se siente más en crisis y más escéptico que de costumbre con su país, le lle...
El hombre de tiza (C. J. Tudor)     Echando la vista atrás, todo comenzó el día del terrible accidente durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre d...

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción