Reseña: El olor del bosque (Hélène Gestern)

por Montse Martín
Publicada el 5 May, 2020
El olor del bosque

Suscríbete a nuestro boletín semanal

Recibirás cómodamente en tu correo nuestro boletín semanal con reseñas, novedades editoriales, recomendaciones, series literarias, sorteos y mucho más.

quiero suscribirme

Opinión personal

 

 

Otro martes y ya estamos aquí de nuevo. Lo primero que quiero hacer es pediros disculpas por no haber reseñado más durante este confinamiento. He leído (no tanto como me hubiese gustado con todo el tiempo libre que he tenido), pero no tenía ganas de ponerme a reseñar porque sentía que las ideas se me escapaban y que no iba a poder trasmitiros mis sensaciones de manera coherente. Por eso he ido recuperando reseñas de mi antiguo blog (que ya sabéis que los libros no caducan) para intentar que la web de Escaparate Literario siguiera teniendo movimiento.

 

 

Hoy vengo con un libro que será, posiblemente, mi mejor lectura del año (sí, ya sé que quedan siete meses y que nos esperan novedades a palés). Que ya me conocéis y sabéis que, otra cosa no, categórica soy un rato.

 

 

Conocí la existencia de este libro a través de una librera que está en mi TL de Twitter e inmediatamente fui a buscar información. La sinopsis me encantó pero la portada no terminaba de llenarme el ojo (superficial que es una algunas veces). Y lo comenté con Elías. Eso y que era demasiado gordo para leerlo en papel (no hay edición digital) y que no sabía si comprármelo o no. Y, finalmente, lo dejé estar.

 

 

Pues bien. Resulta que vivo con una persona que no solo comparte conmigo la afición por la lectura (y todo lo que la rodea) sino que también se queda con la copla de todo lo que le digo. Yo había apuntado el libro en mi lista de «futuribles» pero Elías no. Y mi sorpresa fue que me lo había comprado (y escondido) para regalármelo el Día del Libro. 

 

 

Y aquí estoy para contaros todo lo que me ha trasmitido este libro, que me ha dejado una resaca lectora equivalente a la magnitud de un terremoto 9.9 en la escala Richter. Os prometo que no exagero ni un poquito, porque El olor del bosque es una de las novelas más completas que he leído y que leeré, porque en sus casi 800 páginas tiene de todo: ficción histórica, saga familiar, thriller, romance… No le falta ni un detalle.

 

 

El olor del bosque está narrado casi en su totalidad por Élisabeth Bathori, historiadora de la fotografía. Cuando Alix de Chalendar le lega las cartas que su tío Alban le escribió desde el frente al poeta Massais, no imagina que ella se convertirá en la pieza clave para conocer la vida de estos dos hombres.

 

 

Además, durante sus pesquisas encuentra el diario de Diane, que será la última pieza de una trama compleja y llena de incógnitas que Élisabeth deberá ir despejando para desentrañar y descubrir la verdad de lo que sucedió hace un siglo.

 

 

Sus averiguaciones la llevarán a Lisboa, a Madrid, a Berna, a Bélgica y en ese viaje descubrirá un pasado lleno de secretos, mentiras, traiciones, amor… 

 

 

Y a una serie de personajes que van apareciendo por el camino que la ayudarán a destapar algunos secretos que, posiblemente, estarían mejor ocultos…

 

 

Un viaje de más de un siglo a través de la pérdida, del dolor y del olvido, pero también de la memoria que hace que recordemos a nuestros muertos y les demos el lugar que les corresponde en nuestra historia, en la universal y en la común.

 

 

Vamos al lío:

 

 

¿Qué me ha gustado?

 

 

  • Lo primero que quiero destacar es que en la novela se juntan  las pasiones de la autora y eso se nota cuando la estamos leyendo: le gusta la fotografía y es investigadora, y todo eso queda muy patente en el texto. A través de Élisabeth Bathori, que bien podría ser un trasunto de la propia Hélène, nos sumergimos en el mundo académico y en el de la investigación, y la acompañamos mientras ella arma la historia de Alban de Willecot, de Anatole Massis y de Diane.

 

 

  • La estructura de la novela, con capítulos en presente, con las cartas de Alban y con el diario de Diane, además de algunas escenas intercaladas que nos relata un narrador omnisciente que corresponden también al pasado. Es como si fuese un libro (las cartas) dentro de otro libro, que conforman una estructura «ordenadamente caótica», que me ha parecido muy original y muy bien ejecutada.

 

 

  • A pesar de la complejidad de la trama, compuesta de varias historias que se van entrecruzando entre sí porque tienen en común algunos de sus personajes (como si las historias de todos estuvieran conectadas por hilos invisibles, aunque esos hilos son reales), la autora consigue armarla muy bien, e hilvana una historia coherente en todos los sentidos, con un ritmo que, a pesar de no ser muy ágil, consigue mantener la intriga y tenernos enganchados a ella. Las pistas que Élisabeth Bathori va descubriendo leyendo las cartas de Alban, el diario de Diane o con sus investigaciones (tanto en archivos como entrevistando a personas que conocieron a los protagonistas), contribuyen a mantener el nivel justo de tensión.

 

 

  • Las diferentes tramas que comprenden la historia (independientemente del personaje que las protagoniza).
    • La parte histórica de la Primera Guerra Mundial, con Alban luchando en el frente, y que conocemos gracias a las postales y las cartas que le envía a su amigo Anatole Massis; en ellas vamos viendo la evolución de Alban, desde la «esperanza» inicial hasta la desazón final.
    • La parte que comprende la investigación de Élisabeth y cómo, poco a poco, consigue descubrir qué sucedió con cada uno de los personajes que aparecen en la novela.
    • La que corresponde a la parte personal de nuestra protagonista y cómo la donación de Alix consigue sacarla del duelo en el que lleva hundida desde que perdió a su pareja; pero su obsesión por desenterrar el pasado y por sacar todo a la luz puede conllevar que los supervivientes no sean capaces de enfrentarse a los fantasmas que puede esconder la historia.

 

 

  • La facilidad con la que maneja la utilización de varios narradores con sus respectivos puntos de vista: Élisabeth nos cuenta su historia en primera persona (aunque en algunas ocasiones utilice la segunda para contarle sus avances y sus sentimientos a su pareja fallecida), las cartas de Alban y un narrador omnisciente en tercera persona en momentos puntuales.

 

 

  • Al principio he pensado que ese narrador omnisciente lo iba a utilizar la autora para rellenar las lagunas de la historia que estaba componiendo Élisabeth. He pensado que ella no iba a conseguir unir todas las piezas por sí misma y que le iba a faltar alguna durante sus investigaciones. ¡Qué equivocada estaba!

 

 

  • En algunos momentos la historia puede resultar confusa porque cada vez que nuestra protagonista encuentra un hilo del que tirar para ir desembrollando la madeja que es la historia de Alban, Massais y Diane salen tres más. Pero la autora de vez en cuando recapitula, a modo de resumen, cómo van las investigaciones. Pero no lo hace como si estuviese escribiendo para tontos, respeta nuestra inteligencia sin insultarnos. Es tan simple como resumirle la historia a otro de los personajes por teléfono, mediante correo electrónico o personalmente.

 

 

  • La prosa elegante y muy cuidada, con un vocabulario exquisito, sin llegar a ser pedante ni engolada en ningún momento, con frases que en muchas ocasiones nos invitan a la reflexión y a deleitarnos en lo que la autora nos está contando. Nos transporta con ella, tanto física como emocionalmente, a un pasado lejano y unos escenarios más cercanos, y de su mano paseamos por las trincheras de la Primera Guerra Mundial, por el París ocupado por los nazis o por media Francia acompañando a Élisabeth.

 

 

  • Los personajes son poliédricos, llenos de matices, de claroscuros, de luces y sombras. Los protagonistas absolutos son Élisabeth, una de las mayores expertas a nivel europeo de la historia de la fotografía, Alban de Willecot (un lugarteniente que luchó en la Primera Guerra Mundial y cuya correspondencia desencadena todo lo que sucede en el libro), y Diane, la vecina de Alban, una joven de familia bien y muy adelantada a su tiempo (estudiante de matemáticas y de griego), pero cuyo padre le corta las alas porque necesita que haga un buen matrimonio para poder salvar su empresa. Mis favoritas han sido Violeta (una mujer supergenerosa que desea averiguar dónde se encuentran sus abuelos maternos) y Alix (que aunque aparece poco en la novela, su presencia sobrevuela y condiciona toda la historia; la escena de lectura del testamento me ha parecido sublime).

 

 

  • Aunque las partes que escribe el narrador omnisciente he pensado que eran para rellenar lagunas y al principio estaba un poco perdida, inmediatamente he empezado a atar cabos y he deducido de quién estaba hablando en cada momento (aunque no se mencionase el nombre de la persona que protagonizaba esa escena).

 

 

  • A pesar de que esas escenas han provocado que cuando Élisabeth descubría algo yo ya lo había adivinando, en ningún momento esa previsibilidad me ha resultado molesta. Al contrario. Era como si yo estuviese investigando a la vez que ella y fuese por delante.

 

 

  • Lo bien que ha retratado algunos temas durísimos, como los horrores de la guerra o la violencia hacia las mujeres o hacia los hijos, así como el de las pérdidas y los duelos. Me ha sorprendido cómo la protagonista intenta superar el suyo trabajando, y yo con cualquier cosa que me afecte soy incapaz de despejar mi mente con nada, hasta que mi cabeza termina convirtiéndose en una centrifugadora. Élisabeth es capaz de ponerse a investigar y aparcarlo todo, es como si su dolor fuese insignificante comparado con el de las atrocidades que vivió Alban.

 

 

  • El final, que me ha sorprendido porque pensaba que la novela iba a ir por otros derroteros. Como dice el Maestro, «hubiese preferido otra corbata», pero me ha parecido maravilloso y, sobre todo, que es lo más importante, coherente con todo lo que nos ha ido contando. 

 

 

 

¿Qué «me» ha fallado?

 

 

Ha habido un par de detalles en la novela que no me han gustado, pero considero que es culpa del editor, por lo que no le va restar ni una de las mil estrellas que se merece:

 

  • La novela tiene algunas faltas de ortografía que no debemos consentir como lectores y menos teniendo en cuenta el precio de la edición, que no es barata.

 

 

  • Me ha molestado bastante que muy a menudo, cuando presentaba a un personaje, dijera «de unos cincuenta años». ¿Todos son de la misma edad? Mal.

 

 

Resumiendo, que dice el Maestro: El olor del bosque es un NOVELÓN porque la autora domina con maestría (y las conjuga a la perfección) las técnicas de varios géneros: la documentación de una novela histórica, una pluma exquisita para narrar sentimientos y que traspasen el papel, y la intriga de un thriller para que nosotros vayamos montando un rompecabezas en el que parece que las piezas nunca van a terminar de encajar, pero que lo hacen con una precisión milimétrica, sin que el cierre de ninguna de todas las tramas abiertas chirríe por ningún sitio. Como he dicho al principio, la mejor novela que leeré este año. 5 ⭐️

 

 

 

Autor

 

 

Hélène Gestern (Nancy, 1971) publicó su primera novela, Eux sur la photo, en 2011, por la que recibió numerosos premios y que fue un gran éxito entre los lectores. 

Interesada en la historia de la fotografía y la escritura autobiográfica, estos temas han articulado siempre su obra.

A pesar de que algunos de sus libros, entre los que cabe destacar La part du feu (2013), Portrait d’après blessure (2014) y Un vertige (2017), han sido traducidos a varias lenguas, El olor del bosque es el primero que se publica en castellano.

Además de escribir, es profesora e investigadora en la Universidad de Lorena.

 

 

 

Datos del libro

 

 

 
TítuloEl olor del bosque
AutorHélène Gestern
EditorialPeriférica & Errata naturae
Primera edición26 febrero 2020
TraductorLaura Salas Rodríguez

 

 

 

 

 

Puedes encontrar a Montse Martín en Lector Cero. Si quieres un informe literario o una corrección de tu novela, puedes contactar con ella aquí.

 

lector cero

Cuéntame qué opinas

8 Comentarios

    • Montse Martín

      Hola, María Ofelia:
      No dejes de leerlo. No tengo ninguna duda de que será mi mejor libro del año.
      Ya me contarás.
      Un beso.

      Responder
  1. Raquel

    !Madre Mía! !Menuda reseña!
    Muchas gracias, voy directa a comprarla.

    Responder
    • Montse Martín

      Hola, Raquel:
      Muchas gracias.
      Espero que lo estés disfrutando. Ya me contarás.
      Un beso.

      Responder
  2. Carmen

    Tuve en las manos este libro para autorregalármelo por mi cumpleaños, pero al final me decidí por el de Pere Cervantes. Sé que lo leeré y sé que me gustará, lo que no sé es cuándo lo leeré.
    Gracias por compartir tu opinión. Me acerca más a la lectura

    Responder
    • Montse Martín

      Hola, Carmen:
      Llego tarde a contestarte, porque ya sé que te lo has autorregalado. Lo vas a disfrutar muchísimo.
      Un beso fuerte.

      Responder
  3. Cudeyo

    Gracias por tu reseña. Estaba dudando si comprarlo o no pero me has convencido.

    Responder
    • Montse Martín

      Hola, Cudeyo:
      Espero que vengas a contarme qué te ha parecido.
      Estoy tranquila, porque todos los que lo leen caen rendidos a esta maravilla de novela.
      Un beso.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar los comentarios de nuestro blog

Legitimación: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en los servidores de la empresa 1&1 Internet España S.L.U.

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción