Opinión personal

 

 

Hace más de un año, concretamente catorce meses, vi este libro entre las novedades de Nubico y me llamó la atención, porque aunque las biografías no son santo de mi devoción sí me atraía el tema del que trataba el libro y que queda reflejado en su subtítulo: Ellas los amaron más jóvenes.

 

Pero como me lleva pasando desde que el mundo es mundo, los libros se me van amontonando y muchos se quedan ahí, durmiendo el sueño de los justos. Y esta Semana Santa he decidido darle salida a algunos de los libros que en su momento quise leer y que, por una cosa o por otra, han ido cayendo en el olvido. No os lo vais a creer, pero con este son cinco los que han desaparecido de esa interminable lista de «pendientes».

 

Dolores Conquero en Amores contra el tiempo nos narra nueve historias de amor en las que ¡oh, sorpresa! la mujer no es más joven que el hombre, por lo que tuvieron que luchar contra las convenciones sociales, contra su entorno, contra sus familias y, como bien dice el título del libro, «contra el tiempo» (que he entendido con el doble sentido de años y de temporal, luchando contra viento y marea).

 

La autora sabe de lo que habla, porque tuvo una relación con alguien más joven que ella. Pero, oigan, que yo también. Y no por la actual, que ya he llegado a un momento de mi vida en la que me lo paso todo por la peineta, pero la primera que tuve en la que yo era más mayor que mi pareja sí que me costó aceptarlo. ¿Que a qué viene esto? Porque Dolores argumenta en su prólogo que esto es un problema del machismo imperante y yo argumento que, además, las trabas nos las ponemos nosotros mismas, que todo está en nuestra cabeza y que las imposiciones sociales y la culpa judeocristiana de la que no nos libraremos nunca tienen el mismo peso en que nos importe el «qué dirán».

 

Estructurada en un prólogo y nueve capítulos dedicados cada uno de ellos a una historia de amor entre una «mujer mayor» y un «jovenzuelo», siguen un orden cronológico lineal que abarca desde el siglo XVI hasta nuestros días y todas giran alrededor de la relación amorosa entre dos personas (algo que debería ser algo íntimo y que solo les atañera a ellos) y todas las trabas contra las que tuvieron que luchar para que ese amor fuese posible.

 

Algunos las superaron con facilidad y su amor perduró, como en el caso de Agatha Christie, otras tuvieron un final trágico, como el caso de Fiona, otras han pasado a la historia, como la de Diana de Poitiers y Enrique II de Francia, y otras han llenado páginas y páginas del papel cuché. 

 

Las  historias están perfectamente documentadas, con sus notas a pie de página y una bibliografía final, pero Dolores consigue transmitir su pasión por lo que nos está contando y las historias de estas heroínas están relatadas con un estilo muy detallista y muy cuidado pero a la vez muy ameno e instructivo. Además, añade fotos que nos ayudan a acercarnos más a los protagonistas. 

 

Aunque, como ya he adelantado, no soy muy amiga de biografías, esta obra me llamó la atención porque eran varias las personas protagonistas y trataba de un tema muy concreto. No iba a ser necesario conocer la vida, obra y milagros de nadie en cuestión, sino que estaba enfocada solo en la historia de amor entre una mujer y un hombre. Y como soy rara hasta decir basta, me han gustado las historias que nos narra pero me han encantado algunas anécdotas que he conocido sobre los personajes y que son en las que me detendré.

 

Vamos al lío:

 

Diana de Poitiers y Enrique II de Francia: en esta historia de amor que duró muchísimos años y que conocía (porque los protagonistas son personajes históricos en el más amplio sentido del término y Diana fue modelo de pintores), me sigue sorprendiendo que Catalina de Médicis (la «esposa ultrajada»), la mujer más poderosa de la Francia del siglo XVI consintiera que su marido la engañara. Pero lo que más me ha llamado la atención es que hace poco más de diez años se descubriese cuál era el secreto de belleza de la sin par Diana y que me ha dejado los ojos del revés. Porque, entre nosotros, hay que estar muy loca para hacer eso. Emma Lira ha escrito una historia sobre nuestros protagonistas en Ponte en mi pielotra de las muchísimas novelas que tengo que leer. Ayer 25 de abril, casualidades de la vida, se cumplieron 453 años del fallecimiento de nuestra bellísima protagonista.

 

Victoria de Inglaterra y John Brown: en el caso de esta reina de Inglaterra lo que más me ha sorprendido que ella, de cuyo nombre viene lo de «moral victoriana» (cómo me chirría esto), se pusiera la corona por bandera y viviera una historia de amor con alguien de clase inferior a ella. Y haber aprendido que fue mucho más moralista su marido, Alberto.

 

Marie Curie y Paul Langevin: en esta historia, además de volver a admirar a la dos veces Premio Nobel, he tenido claro que si en esa época hubiese existido algo parecido a Sálvame ella hubiese monopolizado todos los programas. ¡Madre mía la exsuegra de Paul y la exmujer, qué arpías! Y me quedo con una frase: He sufrido tanto en mi vida que estoy más allá de todo sufrimiento.

 

Coco Chanel y el amor: en el caso de la Chanel hubo varios, porque ella estaba muy necesitada de cariño. Este personaje me ha sorprendido por completo porque aparte de su nombre apenas conocía nada de ella. Me ha gustado aprender que sus colecciones estaban inspiradas en las cosas que la habían marcado: el orfanato, lo escocés… Y una frase suya lo resume todo: Yo era mi propia publicidad, siempre lo fui.

 

Agatha Christie y Max Mallowan: esta es una de las historias que más me ha gustado, porque ella es un personaje que nunca me ha caído bien (no me preguntéis por qué, que ya sabéis que soy muy peculiar) y leyendo sobre su vida me ha ganado. Pero en este caso me quedo con algo que le dijo su primer marido (que hay que ser muy acomplejado y muy imbécil para soltar algo así): que esperaba que ella no perdiera nunca el atractivo físico. Como si él fuese un adonis… ¡Lo que hay que escuchar!

 

Gala y Dalí: esta es la única historia del libro que no me creo, pero ni me la creo ahora ni me la he creído nunca ni me la creeré. Tengo muy claro desde siempre (y nadie me va a convencer de lo contrario), que la relación entre estos dos personajes era más maternofilial que de esposos/amantes y que juntos lo que eran es una máquina de hacer dinero. El Ávida Dollars de Breton se quedó corto. 

 

Dolores Ibárruri, Pasionaria, y Francisco Antón: de esta relación también tenía conocimiento, pero lo que me ha enervado es ver cómo Jesús Hernández, cuando competía con ella por el control del partido en el exilio, ante la escasez de argumentos políticos utilizó la relación entre Dolores y Antón para desprestigiarla. Hay que ser mezquino, ruin e impresentable para utilizar la vida privada de alguien cuando no se tiene solidez intelectual. Aunque no sé de qué me sorprendo si eso está a la orden del día.

 

Julia Urquidi Illanes y Mario Vargas Llosa: ay, Mario, Mario, Mario. Quién te ha visto y quién te ve. En mi vida, digo, que de ser mi escritor favorito (que el día que te dieron el nobel recibí dos mensajes de felicitación menos que tú, fíjate hasta dónde llegaba mi admiración por ti, qué digo admiración, adoración) te has convertido en alguien que me provoca muchísimo rechazo, tanto por meterte en política como por tus apariciones en el papel cuché. En esta historia (que también conocía por La tía Julia y el escribidor) lo que me ha dejado completamente loca es que si en una novela cualquiera alguien nos cuenta lo que la Conquero en Amores contra el tiempo pensamos que tiene una imaginación desbordante. De verdad que la historia entre Julia y Vargas Llosa no tiene desperdicio por todas  las personas que hay implicadas en ella. Leedla, por favor, que se os van a poner los ojos como el dos de oros.

 

Fiona Campell-Thyssen y Alexander Onassis: esta es, para mí, la historia más trágica de todas las aquí contadas, aunque siendo protagonista un Onassis no podía ser de otra manera. A ella no la conocía físicamente y la busqué antes de llegar a la foto, porque quería ver si era tan bellísima como la Conquero decía. Se ha quedado corta. En este caso lo que más me ha cabreado ha sido saber cómo se oponía a esta relación Onassis padre. Anda, que ya te vale, Aristóteles, apártate que me tiznas… 

 

Resumiendo, que dice el Maestro: Amores contra el tiempo es una obra perfectamente documentada en la que Dolores Conquero relata, con un gran rigor histórico, la vida de nueve mujeres que lucharon contra viento y marea por su derecho a amar a quien les diese la gana (en este caso a hombres más jóvenes que ellas), con un estilo detallista y cuidado pero a la vez muy ameno e instructivo. Los héroes a los que estamos acostumbrados se han convertido en heroínas y aunque no siempre los cuentos que ella cuenta acaban bien, todos son una delicia para cualquier lector. Una obra muy recomendable. 4,5 ⭐️

 

Una cosita, querida Dolores: en el prólogo se te ha olvidado mencionar la historia de amor de Debora-Lee Furness y de Hugh Jackman, elegido varias veces el hombre más sexy del mundo, que llevan 23 años casados.  Aunque te lo perdono porque hablas de Ann Neal y Mark Webber (y no se puede ser más guapo que el expiloto australiano, que ya está bien de que solo hablemos de lo guapísimas que son ellas). 

 

 

Autor

 

 

Dolores Conquero (Castro Urdiales, Cantabria) es periodista, licenciada en Ciencias de la Información. Escribió durante diez años en todos los suplementos de El País, donde se especializó en reportajes y entrevistas, y ha sido jefa de sección en las revistas Marie Claire y Mía.

En 2002 publicó el libro ¡Filmando! Seis maneras de hacer cine en España.

También ha ejercido puntualmente como guionista de televisión (Todos los hombres sois iguales, Versión española) y ha colaborado en publicaciones como Nickel Odeon.

En 2014 creó el blog minovioesmasjoven.com. Su mayor orgullo es, sin embargo, el accésit del Premio Gerardo Diego de Poesía que le concedieron, en 1997, los poetas José Hierro y Claudio Rodríguez.

 

 

Datos del libro

 

 

 
TítuloAmores contra el tiempo
AutorDolores Conquero
EditorialPlaneta
Primera edición27 febrero 2018

 

 

 

 

Resumen
Fecha
Título libro
Amores contra el tiempo (Dolores Conquero)
Valoración
41star1star1star1stargray

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción