Opinión personal

 

Os voy a confesar un secreto: de niña era una apasionada de los juicios, los jurados, los abogados y toda la parafernalia que los rodea desde que vi Testigo de cargo. Desde entonces no había una película, serie o similar en la que apareciera algo relacionado con el Derecho que no viese.

 

Después empecé a devorar los libros de John Grisham, pero llegó un punto en el que me saturé, porque después de unos cuantos todos me parecían similares y dejé de leer novelas de este tipo. Pero de esa época recuerdo cómo son las elecciones del jurado en los Estados Unidos, porque tener un jurado a tu favor es casi tan importante como hacer una buena defensa o una buena acusación, lo que proceda. Y no hay nada  peor que un «jurado corrupto», como en el caso que nos ocupa.

 

Por eso a 13. El asesino no está en el banquillo de los acusados, está entre el jurado no le hubiese prestado atención de no ser porque Don Michael Connelly dice de ella: «13 es de las mejores novelas que he leído. Una lectura explosiva en la que Cavanagh combina de manera experta su conocimiento de las leyes con un viaje absolutamente compulsivo. Libros con este ingenio no son muy frecuentes». Porque, claro, si el señor Connelly tiene una serie protagonizada por el abogado Mickey Haller y habla bien de su posible competencia, algo diferente tendrá 13 para que uno de los más grandes entre los grandes la bendiga.

 

Voy a ir más allá: creo que Steve Cavanagh se ha inspirado un poco en el personaje de Connelly, porque nuestro protagonista también tiene su propio detective. Si es que a Michael me lo tenían que canonizar ya.

 

Total, que el día que salió la descargué y me puse a leer. Y me duró ná y menos, porque se lee en un suspiro. Y no porque el ritmo sea vertiginoso, que excepto en el último tramo no lo es, pero es un libro tan original y tan diferente a cualquier otro de los que he leído en lo que va de año, que no podía dejarlo.

 

Vamos al lío, que habéis venido a saber por qué tenéis que leerlo sí, sí o sí.

 

 

¿Qué me ha gustado?

 

 

  • En primer lugar, el título: 13. El asesino no está en el banquillo de los acusados, está entre el jurado. Hay que echarle un par de huevos para «reventarnos» de esa manera la novela, ¿no? Eso es lo que pensaríamos todos, que ya tenemos la mitad del misterio resuelto. Pues no, queridos míos, ese es un punto a favor del autor: nosotros sabemos que el asesino está entre el jurado, pero los que están con él en el juzgado no lo saben. Y eso es lo que realmente importa, porque nosotros no somos nadie.

 

 

  • Y, además de no pintar nada en la historia, tampoco podemos comunicarnos con los personajes para contarles que nosotros sabemos que el asesino está ahí. Eso genera una tensión que Cavanagh no solo consigue mantener durante toda la novela, sino que esta va aumentando conforme se acerca el desenlace.

 

 

  • Lo bien que ha manejado el cambio de punto de vista del narrador: los capítulos centrados en el asesino, Joshua Kane están escritos en tercera persona y los protagonizados por Eddie Flynn, nuestro abogado defensor protagonista, en primera. A los dos terminamos conociéndolos perfectamente, como si tomáramos café con ellos todos los días.

 

 

  • Lo inteligente y original que es la trama y lo bien armada que está, sin ningún cabo suelto. Porque sabemos que tenemos a un tipo en el jurado que es un asesino, pero no tenemos ni idea de por qué está allí ni cuáles son sus motivaciones. Cuando el autor empieza a desenredar la madeja, cada revelación que vamos descubriendo es  más brillante que la anterior. 

 

 

  • El autor juega con el lector de manera magistral basándose en una premisa: leemos e interpretamos lo que nos parece, porque nos creemos más listos que nadie. A partir de ahí damos por ciertas un montón de cosas que no son como nosotros las imaginamos. Pero Cavanagh no ha hecho ningún truco ni nos ha engañado de mala manera sacándose un conejo de la chistera. Somos nosotros los que partimos de una premisa equivocada. Set para el autor.

 

 

  • Los personajes están muy bien caracterizados y es muy fácil empatizar con ellos. Incluso en algún momento (perdonadme, que ya sabéis que algunas veces se me va la cabeza) he sido capaz de meterme en la mente del asesino  y entenderla (que no empatizar con él, que a tanto no llega mi «problema»). Me gustaría conocer más a Eddie Flynn, saber cómo ha llegado hasta dónde está (porque aunque el autor nos da algunas pinceladas, no es lo mismo que nos lo cuente que vivirlo) y a Harry Ford, su amigo el juez.

 

 

  • El ritmo de la novela, que es muy ágil en todo momento, sobre todo por los cambios del punto de vista del narrador y porque no dejan de suceder cosas en cada capítulo. La historia, excepto el prólogo que sucede seis semanas antes, se desarrolla en apenas cinco días, y el autor no da tregua con unos giros narrativos brillantes. En la última parte de la novela, cuando llegamos al desenlace, el ritmo se acelera y el autor consigue tenernos con el corazón en un puño.

 

 

  • La ambientación es fabulosa y conocemos todos los entresijos del sistema legal en Estados Unidos: acusación, abogados defensores, policías, FBI, la elección del jurado (y todo lo que conlleva)… Este tipo no solo sabe de lo que habla sino que, además, lo plasma y los transmite especialmente bien. Nos hace sentirnos como si estuviéramos sentados en el lugar de todos y cada uno: somos jueces, acusación, defensa, acusado y jurado. Bola de partido.

 

 

  • El desenlace es espectacular por lo sorprendente y por lo inesperado. Como he dicho anteriormente, he partido de una premisa equivocada y como estaba convencida de que era la correcta no me he planteado en ningún momento que me estaba manipulando, porque el autor es consciente de que el lector va a caer en esa trampa; esa es una de las genialidades de esta novela. Estoy segura de que todos los que la lean van a caer igual que yo. Una vez que he sabido todo he sido consciente de que el error cometido lo llevamos en los genes, que forma parte de nuestro ADN lo de… Hasta aquí puedo leer. Punto, set y partido. 

 

 

 

¿Qué «me» ha fallado?

 

 

  • Vamos a ver, querida editorial, que igual que os digo que muy bien porque habéis mantenido el libro en edición digital a menos de 5 euros, tengo todo el derecho a preguntaros por qué empezáis la casa por el tejado. ¡Que es el 4º libro de la serie, coñoya! De esto me he enterado cuando fui a darle la puntuación en Goodreads y aunque no he echado nada de menos excesivamente, sí que me ha faltado entender la relación de Flynn con el juez Harry y por qué su vida personal está patas arriba. Por favor, la próxima vez por los cimientos, que un día nos vamos a sublevar y veréis qué risa.

 

 

 

Resumiendo, que dice el Maestro: 13 de Steve Cavanagh es un thriller legal que he disfrutado muchísimo por su  trama ingeniosa y original, por sus giros narrativos brillantes e inteligentes (sin engañar al lector en ningún momento), por una tensión que va en aumento y un final espectacular por lo inesperado. Más que recomendable 4,5 ⭐️.

 

 

Autor

 

Steve Cavanagh es abogado y autor aclamado por la crítica internacional.

13 es su primera novela publicada en España.

 

 

Datos del libro

 

 

 
Título13
AutorSteve Cavanagh
EditorialRoca
Primera edición9 mayo 2019

 

 

 

 

 

Resumen
Fecha
Título libro
13 (Steve Cavanagh)
Valoración
41star1star1star1stargray

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás semanalmente información sobre literatura: novedades, reseñas, sorteos, presentaciones, escritores independientes...

* campo obligatorio
Consentimientos

En Escaparate Literario cumplimos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Responsable: Elías García Díaz

Finalidad: Gestionar el envío de nuestra newsletter

Legitimización: Tu consentimiento

Destinatarios: Los datos que nos facilitas están alojados en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojados en EE.UU. y acogidos al EU-US Privacy Shield. Más información en la página de política de privacidad de MailChimp

Ver la politica de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U. ( https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/)

Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos comunicándonoslo a través del formulario de contacto en esta misma web.

Te hemos enviado un correo para que confirmes tu suscripción