Opinión personal

 

He leído El Pacto por una de esas casualidades que tiene la vida. Paso mucho tiempo actualizando Nubico por si me suben algún libro de los que quiero. Y el otro día, de golpe, me encontré con este, que no me seducía especialmente, porque pensaba que la historia iba por otros derroteros. Me sorprendió que Maeva colgara un libro y más aún que fuera el mismo día de su publicación (de hecho, a las pocas horas desapareció de Premium), y me lo bajé. Y, como ya sabéis, lo primero que hago es comprobar que el libro se ha descargado bien. Empecé a leer y ya no pude parar.

Me estaba costando encontrar un libro que me enganchara después de haber leído Deje su mensaje después de la señal, porque era muy difícil estar a la altura. Y aunque El Pacto es otro tipo de literatura, sí consiguió que me metiera en el libro, que la historia me absorbiera y he quedado más que satisfecha con su lectura, que os recomiendo si queréis pasarlo mal. Un thriller psicológico en toda regla, angustioso hasta decir basta.

Jake y Alice son una pareja que, después de llevar conviviendo un par de años, deciden casarse. Él es psicoterapeuta y trabaja con adolescentes, y Alice es abogada. Un par de días antes de la boda reciben un misterioso regalo de parte de un cliente de Alice. No lo pueden abrir y se olvidan de él.

Pocos días después del enlace se presenta en su casa Vivian para explicarles las reglas de El Pacto, que así se llama el regalo que han recibido de Finnegan. Como están enamorados y piensan que eso puede añadir más emoción a su matrimonio, deciden firmar. Porque eso sí, El Pacto hay que firmarlo, porque es un contrato entre los dos cónyuges, en el que ambos se comprometen a una serie de cosas. Y El Pacto viene con el Manual…

Porque todos queremos que nuestra relación de pareja dure eternamente, pero ¿estamos dispuestos a hacer cualquier cosa para que dure? Pues parece que Jake y Alice sí, porque han firmado, que hasta ahí muy bien, lo que no han leído es la letra pequeña del contrato que los ata a un grupo de personajes que parecen miembros de una secta. Y hasta aquí puedo leer…

Escrita utilizando un narrador en primera persona, el propio Jake, y con un ordenamiento temporal in media res, vamos conociendo en lo que se convierte el matrimonio de Jake y Alice desde que tienen la «maravillosa idea» de estampar su firma en El Pacto. En un infierno, y me quedo corta.

 

¿Qué me ha gustado?

 

  • La historia en su conjunto me ha parecido muy original. No le había hecho mucho caso porque pensaba que iba a ser una novela erótica, que a mí no me llaman nada la atención, y nada más lejos de la realidad. Un thriller psicológico para quitarse el sombrero.
  • El comienzo es brutal. Como el ordenamiento es in media res, nos encontramos de pronto en medio del cotarro sin saber qué ha pasado antes para que Jake se encuentre en esa situación.
  • Cómo una situación tan normal como el matrimonio se puede convertir en una auténtica pesadilla. Porque que te exijan que le regales algo cada mes a tu pareja o que organices un viaje con él cada trimestre es algo muy bonito, y que todos hacemos cuando nos apetece. El problema viene cuando se convierte en una obligación que, si no la cumples, lleva aparejada un castigo.
  • De la misma manera, cómo cualquier situación cotidiana se puede convertir en algo angustioso, terrorífico, infernal. Que Jake llegue a sospechar de Alice es algo que, dentro de una pareja, es lo peor que puede suceder. Y cómo Jake echa de menos la situación anterior a su boda y de conocer a Finnegan, antes de que El Pacto pusiera su vida patas arriba.
  • El contraste entre los matrimonios que acuden a hacer terapia de pareja con Jake, que están todos al borde del divorcio (pero son libres de decidir lo que quieren o no hacer) y el de Jake y Alice, que es un matrimonio que está enamorado pero que están sujetos a un contrato que los oprime y no les deja ser naturales, son esclavos de unas reglas absurdas. Porque de El Pacto no se sale y El Pacto no te abandona, nadie sale vivo de él.
  • Las reflexiones que hace Jake sobre el matrimonio, como profesional y como esposo, y cómo va llegando a conclusiones cada vez más surrealistas que lo terminan convirtiendo en un paranoico. Pero con razón, porque lo que está viviendo es una situación kafkiana.
  • Que solo ha necesitado un par de giros narrativos para romperme todos los esquemas. No hacen falta demasiados golpes de efecto para que una novela de este tipo se convierta en un thriller magnífico.
  • Que lo he pasado mal, muy mal, y cuando leo un thriller de este tipo es lo único que pido. Y Michelle Richmond me lo ha dado con creces. Entre el Manual (que reíos vosotros de los artículos del Código Penal y de sus «condenas»), los entrenadores, los educadores, los supervisores y los instrumentos de control el ambiente era de asfixia y desasosiego. Yo me imaginaba todo como un «Gran Hermano», me veía a mí en esta situación y fibrilaba. La sensación era de una angustia y una zozobra constantes.
  • Que una palabra tan bonita como «amigo» se convierta en algo espantoso. Cada vez que aparecía me echaba a temblar. Con amigos como esos no necesitamos enemigos.
  • Que con apenas unas pinceladas ha perfilado a todos los personajes, porque aquí lo importante es lo bien que ha recreado la atmósfera opresiva en que se desarrolla la novela.
  • El final es imprevisible y ha pasado justamente lo contrario de lo que yo creía que iba a ocurrir. Y, además, para mi gusto lo deja en el aire, para que cada uno pensemos lo que nos apetezca. Yo he llegado a una conclusión, seguramente cada lector llegará a otra completamente diferente. No suele gustarme que se cierre así una novela, pero en este caso considero que es lo más acertado.

 

 

¿Qué «me» ha fallado?

 

  • Me hubiera gustado conocer la historia desde el punto de vista de ambos, de Jake y de Alice, no solo desde el de él. Aunque es posible que si hubiese utilizado dos narradores en lugar de uno la autora no hubiese podido jugar tanto con nosotros.

 

 

El Pacto es un thriller psicológico, una especie de juego angustioso y diabólico, con un argumento muy original, kafkiano, y muy bien armado, con un ritmo ágil que termina convirtiéndose en vertiginoso, y con un desenlace tan sorprendente como inesperado. Una novela que recomiendo para pasar unas horas sufriendo, porque es aterradora.

 

 

¿La has leído? ¿Te ha gustado? Cuéntanos tus impresiones.

 

 

Autor

 

El Pacto es la quinta novela de Michelle Richmond, una exitosa escritora norteamericana publicada en treinta países.

Sus anteriores novelas, Perdida en la niebla y Golden State, estuvieron en la lista de los libros más vendidos de The New York Times.

Los derechos cinematográficos de El Pacto se han vendido a 20th Century Fox.

 

 

Datos del libro

 

 
TítuloEl Pacto
AutorMichelle Richmond
EditorialMaeva
Primera edición7 mayo 2018

 

 

 

 

 

 

 

Resumen
Fecha
Título libro
El Pacto (Michele Richmond)
Valoración
41star1star1star1stargray

Lectora compulsiva y bibliófaga. Correctora en lectorcero.com

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena.

También te puede interesar

Reseña: El último de los nuestros (Adélaïde de Cle...   Opinión personal   Desde que vi El último de los nuestros en las novedades, quise leerlo. Tener las expectativas demasiado altas no...
Reseña: Deje su mensaje después de la señal (Arant...     Opinión personal   Cada vez estoy más convencida de que son los libros los que nos buscan, no al contrario, que todo pasa...
Reseña: La tierra maldita (Juan Francisco Ferrándi... Opinión personal   Sin anestesia: posiblemente La tierra maldita sea la mejor novela histórica que lea este año. Sin anestesia y sin despeina...