Silvia Fernández Díaz

 

 

Silvia Fernández Díaz (Madrid, 1967) es diplomada en Profesorado de E.G.B. Cursó la II promoción del Máster de Narrativa de Escuela de Escritores.

Compagina el trabajo administrativo con la escritura. Ha obtenido diversos premios y menciones: primer premio del II Concurso de microrrelatos del Hotel Montreal de Benicàssim (2017), o finalista del XVII Concurso de cuentos Ciudad de Marbella (2016) con «Cuadrilátero» y «Un regalo para Brenda Watson» (ambos incluidos en este libro). También ha publicado relatos y reseñas literarias en distintas revistas (Cuentos para el andén, La Piraña, México, Espacio Ulises). Ha participado en varias antologías de relatos cortos, la más reciente de Ulises en el festival de Cannes (coeditada por Espacio Ulises y editorial Playa de Ákaba, 2017). Desde 2013, ha impartido cursos de Escritura Creativa en Escuela de Escritores y colabora como jurado de Relatos en cadena (Cadena SER y Escuela de Escritores).

En solitario, El reflejo del eclipse, libro inédito de cuentos, fue finalista en el Premio Caja España, 2010. Con Solo con hielo (Talentura Libros, 2014) ha sido finalista del XII Premio Setenil al mejor libro de relatos publicado en 2015. La mirada de los pájaros es su segundo libro (Talentura Libros, noviembre de 2017).

La mirada de los pájaros

 

 

La mirada de los pájaros reúne diecinueve historias sobre viajes reales e inesperados, de estudio, de placer, excursiones a la montaña, y recorridos habituales como el camino al colegio, el trayecto al trabajo o los transbordos de metro. Viajes soñados como el deseo de regresar al pueblo o de vivir una luna de miel. O viajes interiores, como en el cuento «Grabado en loza», cuyo protagonista asegura al recordar un gorrión: «…me duele mirar al pájaro mirando». En «Enjaulados» los pájaros vuelan entre las cuatro paredes de una habitación. En el relato «Entre cristales» se alimentan de las migas que una anciana les ofrece.

Son narraciones escritas con diversos estilos y voces, ambientadas en distintos países y épocas dispares. En todas ellas, los personajes sienten la necesidad de viajar o cambiar su rutina. Pero, al igual que los pájaros desconfían de la mirada de los humanos, los personajes dudarán de sí mismos. En un momento breve, como el que un pájaro necesita para descubrir una miga de pan y comérsela, los protagonistas sienten que algo se desmenuza y se transforma en su interior. Unos optan por volar, otros por permanecer en tierra firme. Algunos no tienen opción.

newsletter

¿Quieres recibir las novedades en tu correo?

Te enviaremos semanalmente información sobre novedades, reseñas, sorteos...

Solo para lectores

Revisa tu correo para confirmar la suscripción. Muchas gracias.