Harry Hole

Jo Nesbø

Harry Hole es enviado a Sydney desde Oslo para que investigue el asesinato de una mujer noruega, Inger Holter, cuyo cadáver ha sido encontrado entre oscuras rocas, al pie de un acantilado. La policía sospecha que fue violada antes de morir, pero no se ha hallado rastro alguno de ADN.

Harry Hole tendrá como compañero de investigación a Andrew Kengsinton, detective aborigen australiano. Ambos sospechan del novio de Inger, Evans White, atractivo camello conocido por la policía. Sin embargo, Harry comienza a vislumbrar que el caso es más complejo de lo que a priori pudiera parecer, y poco después el equipo de investigación relaciona una serie de desapariciones y asesinatos sin resolver que sugieren que un asesino en serie anda suelto.

Harry Hole es un joven y brillante detective, pero esconde un oscuro secreto. Durante su estancia en Sydney se enamorará perdidamente de Birgita Enquist, a quien le confesará lo que oculta su pasado y qué le aleja de su país…

El embajador noruego aparece asesinado en un burdel de Bangkok. El embajador mantenía relaciones muy cercanas con el primer ministro noruego. En Oslo, para evitar el escándalo, tratan de desviar la atención hacia el ministro de Asuntos Exteriores…

Harry Hole, alcoholizado y adicto a la vitamina B12, llega a Bangkok con instrucciones claras: silenciar el caso. ¿Será necesario ocultar pruebas? Harry descubre que el caso esconde otras tramas siniestras: se trata de un asesinato mucho más complejo de lo que a priori parecía.

Inmerso en el ruido y el tráfico de una ciudad multitudinaria, Harry recorre las calles de un Bangkok lleno de bares de alterne, templos, fumadores de opio, trampas para turistas…

Harry trata de encontrar la clave del asesinato del embajador, aunque nadie se lo ha pedido. Y nadie le quiere cerca, ni siquiera él mismo…

Año 2000. En Oslo aparece en plena calle el cadáver degollado de un viejo militante nazi.

Harry Hole, que tras cometer un grave error ha sido reasignado a los servicios secretos, percibe los puntos en común entre este crimen y el contenido de un informe de los muchos documentos aburridos que pasan por sus manos a diario: alguien compró un rifle Märklin, un arma extremadamente cara y precisa usada por grupos neonazis.

Harry Hole tratará de averiguar cuál es la relación entre estos dos casos y se percatará de que el origen de todo puede remontarse mucho tiempo atrás, a lo sucedido entre un grupo de soldados noruegos durante el sitio de Leningrado en la Segunda Guerra Mundial.

Pero ¿qué vínculo puede haber entre lo sucedido hace tantos años y ese personaje misterioso apodado «El Príncipe» al que apuntan todas las averiguaciones policiales sobre el tráfico de armas?

Las cámaras de seguridad de un banco captan cómo un atracador dispara a bocajarro a la cajera tras un extraño intercambio de palabras.

El detective Harry Hole se hará cargo de la investigación, con la ayuda de Beate Lonn, una de las investigadoras más desconcertantes del cuerpo de policía, capaz de identificar rasgos faciales mucho más rápido que cualquier programa informático, pero incapaz de moverse en sociedad.

Todas las pesquisas remiten a Raskol Baxhet, un legendario atracador. Sin embargo, es imposible que sea el culpable porque cumple condena en prisión.

Y, mientras los atracos se suceden cada vez con más virulencia, Harry se mete en líos. Una mañana amanece en su piso con una resaca horrible que le hace revivir viejos temores. La noche anterior había quedado con una antigua novia que aparece muerta. Él es el principal sospechoso, a menos que logre aclarar qué ha hecho durante esas últimas horas de las que no recuerda nada.

¿Hay alguien dispuesto a tenderle una trampa y culparle de la muerte de Anna?

Una ola de calor azota Oslo. La sangre que escapa del cadáver de una mujer que ha sido asesinada en su apartamento llama la atención de las autoridades. Al examinar el cuerpo, que tiene un dedo amputado, se encuentra un pequeño diamante rojo en forma de estrella de cinco puntas.

A los cinco días, un afamado director de musicales denuncia la desaparición de su esposa, uno de cuyos dedos -rodeado por un anillo que tiene una estrella engastada- llegará por correo a las autoridades.

Cinco días más y una mujer aparece muerta en circunstancias similares. Quizá esté saliendo a la luz la firma de un asesino demente cuyos pasos hay que detener.

Harry Hole tiene que investigar el caso en compañía del turbio agente Tom Waaler, su declarado enemigo íntimo, de manera que en primera instancia hace todo lo posible para evitar el cumplimiento del deber.

De nuevo alcoholizado, y señalado de puertas adentro como una lacra para el cuerpo de policía, Hole tiene los días contados en el departamento. A no ser que pacte con el mismísimo diablo.

Es una gélida noche de diciembre y la ciudad se llena de paseantes, cargados con las compras de Navidad. De melodía de fondo suenan los villancicos del Ejército de Salvación. De repente, se oye un disparo y uno de los intérpretes cae muerto.

Harry Hole y su equipo se encargan de la investigación, pero hay muy poco hilo del que tirar: ni sospechoso, ni arma, ni móvil del crimen.

Pero cuando el asesino piense que ha matado a la persona equivocada y vuelva a mover pieza, las pistas se sucederán hasta llevar a Harry por los peores rincones de la sociedad.

El redentor sobrevuela terrenos como la pobreza urbana y la historia europea reciente. En su persecución de un enigmático sicario de la ex Yugoslavia, Hole deberá sortear también las cuitas espirituales de los más desfavorecidos, quienes quizá aguardan con demasiado fervor que algo o alguien… los redima de su sufrimiento.

La primera nevada cae en noviembre este año en Oslo. La mañana siguiente, al despertarse, un niño no encuentra a su madre en casa. Se le hace raro encontrar su bufanda favorita colgando del cuello de un muñeco de nieve que alguien ha hecho en el jardín.

El detective Harry Hole empieza a sospechar que hay un psicópata suelto, desde hace demasiado tiempo, cuando descubre que un alarmante número de madres y esposas han desaparecido en circunstancias similares, tras caer la primera nieve.

Nunca antes se ha enfrentado Harry, ni ningún otro policía, a un asesino en serie en suelo noruego. Va a verse obligado a seguir las reglas de un juego macabro que lo pueden llevar al límite de la locura.

A la vez que disecciona conceptos como la paternidad, la vanidad y la muerte, El muñeco de nieve es un viaje definitivo y destructor al corazón del detective: las heridas que inflige su trabajo en Harry Hole no podrán ser más profundas.

Tras el horror que supuso la resolución del último caso, Harry Hole abandonó Oslo y el cuerpo policial. Ahora se ha visto obligado a regresar por cuestiones familiares y porque se sospecha que un asesino en serie anda suelto en Noruega y solo Hole es capaz de llevar a cabo la investigación.

Tras asesinar a varias mujeres de forma cruel, Hole tendrá que viajar a África para descubrir el origen de La Manzana de Leopoldo, un terrorífico instrumento de tortura jamás visto.

El asesino parece estar jugando con la policía y con Hole, y se sospecha que quiere matar a un grupo de personas que pasaron una noche en una cabaña en la alta montaña noruega.

Hole es el único policía que parece ver tras el velo de las cosas, y eso despierta envidias y recelos entre sus compañeros…

Además, tendrá que trabajar junto a Kaja Solness, una inteligente y bellísima policía con la que establecerá una peculiar relación…

Cuando Harry Hole se marchó a vivir a Hong Kong creyó que su vida cambiaría para siempre: dejaba atrás su pasado en Oslo y su carrera como detective.

Sin embargo, un acontecimiento del todo insospechado le hace regresar una vez más a su ciudad natal: Oleg, el niño que ayudó a criar y a quien tanto quiso, ha sido arrestado, acusado de asesinato.

Harry no cree que Oleg sea un asesino, así que decide volver a Oslo para tratar de encontrar al verdadero culpable. Sin embargo, hay muchas pruebas que señalan a Oleg como asesino…

Harry Hole está fuera del cuerpo de policía, pero, en virtud de sus contactos de otros tiempos, se verá inmerso en el mundo más lumpen de Oslo: peligrosas bandas de traficantes han puesto en circulación una nueva droga de algo potencialmente mortífero que se está volviendo muy popular entre los consumidores.

Este es un caso muy especial para Harry, muy personal: deberá enfrentarse a su pasado y a una verdad incómoda sobre Oleg.

Un asesino patrulla las calles de Oslo. Están muriendo agentes de policía. Los matan en los mismos lugares donde se cometieron crímenes que ellos no pudieron resolver. Son ejecuciones extremadamente precisas. La alarma mediática roza la histeria.

Durante muchos años, el detective Harry Hole ha liderado las grandes investigaciones de homicidios en Oslo. Su empeño e intuición han salvado decenas de vidas.

Sin embargo, ahora que un temible peligro acecha incluso a su círculo más íntimo, Harry quizá no pueda protegerles.

Cuando aparece el cadáver de una mujer, asesinada tras una cita concertada en internet, las más finas membranas de la ciudad de Oslo empiezan a vibrar. En su cuerpo encuentran marcas que delatan a un depredador especialmente sediento. O eso creen los investigadores.

Podría estar en tu casa. O en tu dormitorio.

Los medios de comunicación apremian, se necesita un rápido esclarecimiento y detención del culpable. La policía sabe que solo hay un hombre capaz de hacerlo, pero Harry Hole no quiere regresar a un trabajo que casi se lo arrebató todo. Hasta que empieza a sospechar que el asesino quizá tenga que ver con un caso que no logró cerrar completamente.

Quiere tu sangre.

Al caer una segunda víctima, Harry ya no dudará. Tiene que poner toda la carne en el asador si quiere, de una vez por todas, atrapar al criminal que se le escapó.