Algo oscuro y sagrado

Emily A. Duncan

Santos crueles

Cuando Nadya reza a los dioses, ellos escuchan y dejan que la magia fluya por sus venas.

Durante casi un siglo, los kalyazi han estado inmersos en una cruenta guerra sagrada contra los herejes tranavianos, y su poder es lo único que rivaliza con la magia de sangre del enemigo.

Pero cuando el ejército invade el monasterio en el que se esconde, Nadya se ve obligada a huir del único hogar que ha conocido, mientras este es reducido a escombros por las llamas. Su obsesión a partir de ahora será la venganza.

En la primera parte de la trilogía «Algo oscuro y sagrado», Nadya deberá forjar una alianza inimaginable con un miembro de la realeza y un joven extraño con un poder aterrador. ¿Su plan? Asesinar al rey y detener la guerra.

Dioses despiadados

Nadya ya no confía en su magia. Serefin lucha con una voz en su cabeza que no le pertenece. Malachiasz se enfrenta a aquello en lo que se ha convertido.

Los caminos de los tres parecen trazados por alguien… o por algo.

Las voces que de un modo u otro han guiado las acciones de los tres tienen un objetivo, y no piensan guardar silencio hasta que lo consigan.