Antonio Parra Sanz

 

(Madrid 1965), es profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES “Mediterráneo” de Cartagena, profesor de Escritura Creativa en ISEN Centro Universitario. Ejerce como crítico literario del suplemento cultural Ababol, del diario La Verdad, y de la revista Sólo Novela Negra, es miembro del Grupo Promotor del Proyecto Mandarache de Jóvenes Lectores y también del ELACT (Encuentro Literario de Autores en Cartagena). Es uno de los organizadores de Cartagena Negra (CTN). En su blog ejerce la crítica literaria y desgrana la actualidad con artículos de opinión.

Ha publicado las novelas de la serie Sergio Gomes Ojos de fuego y La mano de Midas (Premio Libro Murciano del año 2015); Acabo de matar a mi editor y Dos cuarenta y nueve. Es autor de los libros de relatos Desencuentros, El sueño de Tántalo, Polos opuestos y Cuentos suspensivos. Es autor también de los volúmenes de artículos La linterna mágica y Butaca de patio; y del ensayo Tres heridas (Aproximación didáctica a la Antología poética de Miguel Hernández), así como del guión cinematográfico Mala reputación.

Su última publicación, la novela Dos cuarenta y nueve (Ediciones Del Serbal), es una trama negra que muestra la obra de un asesino en serie mientras ahonda profundamente en la psicología de quienes se ven salpicados por sus crímenes.

Dos cuarenta y nueve

 

¿Se puede matar en menos de tres minutos? ¿Se puede impartir justicia mientras se escucha un adagio de Vivaldi? Sobre las noches de Cartagena se cierne la sombra de un justiciero dispuesto a liberar a los impíos de sus pecados con el mayor de los castigos. Tres personas se verán envueltas en un ambiente opresivo y asfixiante: Elisa Montes, locutora de radio en un programa de madrugada, Alonso Marquina, un inspector de policía arrasado por las sombras familiares, Marcos Galván, un joven mensajero lector insomne de la Biblia.

Las vidas de los tres se verán entrelazadas por el destino y la voluntad justiciera de un perturbado que anuncia sus crímenes en “La sonrisa de la luna”, el programa de Elisa. Detrás de cada muerte no hay relación aparente, salvo el delirio de quien se cree elegido por la divinidad para condenar los pecados de los demás. Con cada crimen, con cada conversación radiofónica, afloran ante los lectores los fantasmas que estos tres personajes guardan en lo más profundo de su conciencia, justo allí donde creemos que están más a salvo de miradas indiscretas.

newsletter

¿Quieres recibir las novedades en tu correo?

Te enviaremos semanalmente información sobre novedades, reseñas, sorteos...

Solo para lectores

Revisa tu correo para confirmar la suscripción. Muchas gracias.