Juan María de Prada

 

 

Juan María de Prada es autor de media docena de novelas, dos ensayos y un libro de cuentos. En 1985 publica Verde negro, novela poliédrica y polifónica que relata el activismo político estudiantil compostelano en los años previos a la llegada de la Democracia. En 1987 aparece Trastornados por la luna, primera de una trilogía que completará con Amor, amor y Arrepentidos (sin publicar). Atrevida y desenfadada, la novela se nutre de formas literarias provenientes de la cultura pop, el folletín y el serial radiofónico; una apuesta estética que el autor trata de contraponer al formalismo académico de la alta literatura. En 1989 publicará Rabo de león, novela del detective intrépido, una ironía sobre la novela negra. Retrato del artista intransigente aparecerá en los escaparates en 1991. Se trata de una novela iniciática y satírica, reivindicación de la heterodoxia, en la que el héroe es un artista rebelde que rechaza la cultura dominante y, por tanto, al escritor prototípico, maldito, algo misántropo y distanciado de la realidad que el canon ensalza. La sonrisa gótica (2005) y Nuestra Democracia (2008) son ensayos políticos; el primero sobre el gobierno de un presidente, el segundo sobre el actual Régimen político español surgido de la Transición.

La herencia de don Emiliano

 

 

A las puertas de unas elecciones municipales, un desastroso sondeo electoral sirve como detonante para la rebelión de un grupo de concejales contra el alcalde de su propio partido.
La novela narra las vicisitudes de este joven regidor por intentar conquistar la felicidad para sus vecinos. En este empeño se verá enfrentado a la oposición de su propio partido y a los intereses de las poderosas familias de la ciudad, que utilizarán sus recursos económicos y sus influencias políticas y periodísticas para derribarlo.
Presentado por el autor como un manuscrito casualmente encontrado, se trata de una alegoría sobre las deficiencias de la Democracia y la eterna lucha entre utopía y pragmatismo.